Connect with us

Covid-19

Un año de la Covid-19 en América Latina, un halo de muerte y desigualdad.

Published

on

América Latina vio hace un año cumplir sus peores presagios: un brasileño que llegó de Italia daba positivo en Sao Paulo el 26 de febrero de 2020 por covid-19 y hacía saltar las alarmas en la región, con sistemas de salud más frágiles que en Europa.

Desde entonces, 21 millones de latinoamericanos se han contagiado y casi 700.000 han muerto, mientras que la debacle económica amenaza con lastrar los avances conseguidos y el futuro de la región. Según las proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), América Latina y el Caribe experimentaron una contracción del 7,4 % en 2020.

La llegada de las primeras vacunas ofrece esperanza pero la desigualdad en el acceso a más lotes, el reto logístico y la lentitud en su distribución, además de la corrupción, invitan a la precaucación. Además, las nuevas variantes evidencian que el virus está lejos de controlarse en la región epicentro mundial de la pandemia.

«Quiero enfatizar que ciertamente no estamos fuera de peligro», aseveró este miércoles la directora general de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne.

CIERRES TEMPRANOS

Después de Brasil, los países informaron de sus primeros casos a cuentagotas hasta llegar a tener un aumento constante; Ecuador (27 de febrero), México (28 de febrero), República Dominicana (1 de marzo), Argentina y Chile (3 de marzo) o Colombia, Costa Rica y Perú (6 de marzo).

Un paciente de 64 años, residente en Buenos Aires, que había estado en Europa y padecía diabetes, hipertensión, bronquitis crónica e insuficiencia renal, se convirtió el 7 de marzo en el primer fallecido en América Latina.

Con la mirada puesta en Italia o España, donde la cifra de muertos iba escalando rápidamente, pronto todos los países empezaron a cerrar fronteras, comercios no esenciales y las mascarillas se convirtieron en un lenguaje común en las calles.

A pesar de ser el primero en detectar un contagio, Brasil fue el último en tomar medidas, asegura a Efe la economista chilena experta en políticas públicas de salud Carolina Velasco.

Pero a pesar de la celeridad, las muertes empezaron a hacerse visibles fuera de los hospitales, allí donde los sistemas sanitarios fueron incapaces de aguantar el primer embate de la crisis. Conseguir un entierro digno se convirtió en abril en una quimera en la ciudad ecuatoriana de Guayaquil.

El virus aterrizó sobre todo en las grandes ciudades latinoamericanas a través de pasajeros internacionales y más tarde migró hacia otros territorios del interior, como en el caso de Argentina, donde en un principio Buenos Aires tenía el 90 % de los casos, que se acabaron trasladando a provincias del centro.

O en Perú, como explica Velasco, donde el «regreso masivo ante los cierres de la población hacia regiones con un sistema de salud más débil» generó un fuerte impacto, en un país que llegó a tener en septiembre la tasa de muerte más alta por cada 100.000 personas del mundo, en 98,06, según la Universidad Johns Hopkins.

BRASIL Y MÉXICO, LIDERAZGO DUDOSO

Para agosto y septiembre, países como Colombia -con una de las cuarentenas más largas, de 160 días-, Panamá, Bolivia y Costa Rica empezaron una reapertura gradual o a flexibilizar más las medidas. También algunas fronteras aéreas empiezan a reabrir en El Salvador o Guatemala.

La crisis sanitaria puso a prueba a los líderes de la región. Su gestión fue decisiva: la negación de la gravedad del virus causó muertes y la apuesta por el rastreo las evitó, coinciden los expertos consultados por Efe.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, criticó las medidas de confinamiento y se refirió al virus como una «gripecita». Hasta ahora, el gigante suramericano sigue siendo el más golpeado por la crisis, con más de 10 millones de contagiados (entre ellos el propio Bolsonaro), el tercer país con más casos en el mundo, y con 250.000 fallecidos, el segundo tras EE.UU.

Su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, fue duramente criticado en marzo pasado por su relativización de la pandemia.

Aunque finalmente el país cerró sus actividades no esenciales entre abril y mayo, la realidad es que la pandemia fue al alza en junio y, tras unos meses con cifras elevadas pero más o menos estables, ha vivido un severo repunte a principios de 2021, con 2 millones de casos y 182.815 muertes en total.

URUGUAY Y CUBA, EJEMPLO DE RASTREO

En el ejemplo contrario, Uruguay fue, junto a Surinam, uno de los últimos países en registrar casos en Suramérica, y mantuvo cifras bajas casi toda la pandemia. Tampoco implementó una cuarentena obligatoria.

El rastreo y aislamiento de casos fue la más eficaz de las armas con las que el país luchó contra la pandemia, favorecido por su baja población -apenas 3,5 millones de habitantes- y su escasa densidad -menos de 20 personas por kilómetro cuadrado-.

Así lo intentó también Cuba, que mantuvo a raya la pandemia durante casi todo el año pasado con una efectiva estrategia de rastreo, hospitalización y aislamiento obligatorio de positivos y de sus contactos, ahora amenazada por la reapertura de los aeropuertos y el incumplimiento de los protocolos por parte de los turistas.

LOS PERDEDORES DE LA PANDEMIA

El impacto de un año de pandemia se cebó sobre todo «en las mujeres, los alumnos pobres, en la clase media y por supuesto, en la gente que tenía comorbilidades y la gente mayor. Esos son los grandes perdedores» en la región, advierte a Efe el gerente del Sector Social del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Marcelo Cabrol.

Un impacto recrudecido en Centroamérica, que tuvo que hacer frente a la crisis sanitaria y al embate de los huracanes Eta e Iota en octubre y noviembre, con gente en refugios sin poder aislarse.

Los nuevos casos han disminuido drásticamente en Uruguay pero en Brasil, Colombia y Ecuador tal disminución ha sido menos sustancial, con una bajada de alrededor del 4 %.

LA ESPERANZA DE LA VACUNA

Pero la esperanza se abre paso con la llegada de las vacunas. El primer país en recibirlas fue México, con un cargamento de Pfizer, y el más reciente ha sido Uruguay, la noche de este jueves, con un cargamento de la farmacéutica china Sinovac de 192.000 dosis. Chile encabeza la región en vacunas administradas con 3 millones de vacunados.

Los retos son la corrupción y la desconfianza en las instituciones, tras los escándalos en Perú, con cerca de 400 funcionarios y políticos vacunados en secreto, también han saltado alertas en Chile o Argentina.

Se le suma el impacto de una fuerte desigualdad en el acceso de las vacunas. Ya varios países han manifestado su preocupación por la lentitud y trabas de las farmacéuticas, así como del mecanismo Covax, de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para entregar las vacunas.

Una mala gestión que amenaza con reavivar los ánimos de los latinoamericanos, porque «las expectativas de la gente son tener el mismo trato que los ciudadanos del norte» que esperan que para julio y agosto sus economías y escuelas vuelvan a la normalidad, pero sin embargo en América Latina,»no se va a llegar a eso», explica Cabrol.

#EFE.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Covid-19

EFE: ¿Qué se sabe de la vacunación contra el covid en Venezuela?.

Publicada

on

por

En medio del ascenso de casos y muertes por la covid-19 tras la irrupción de una segunda ola de contagios, la vacunación contra el virus SARS-COV-2 en Venezuela avanza con lentitud o de forma rápida y expedita, según quien revise el programa de inmunización del país caribeño.

Pero, ¿qué se sabe hasta ahora del plan de vacunación que adelanta la administración de Nicolás Maduro?

1 – ¿CUÁNTAS DOSIS SE HAN APLICADO?

De acuerdo con los datos del chavismo, apenas unas 250.000 personas del sector sanitario y voluntarios de un programa gubernamental que busca posibles contagios casa por casa han sido vacunadas.

Sin embargo, no explicó cuántas fueron inoculadas a diputados -incluidos como sector prioritario-, a la tercera edad, grupos de riesgo o altos cargos de la política, como el caso del propio Nicolás Maduro, que recibió la vacuna en los primeros días de administración de la misma.

El país ha recibido, hasta el momento, 750.000 dosis de las formulas rusa Sputnik y china Sinopharm, según información brindada por Maduro.

Las unidades recibidas hasta al momento, todas de doble dosis, únicamente alcanzan para vacunar al 1,3 % de la población, cercana a 30 millones de habitantes, aunque, según el ministro de Salud, Carlos Alvarado, la inmunización marcha de forma rápida, algo que no cuadra con las cifras reales.

2 – ¿DE DÓNDE PROVIENEN LAS VACUNAS?

Hasta ahora, en Venezuela se han aplicado dosis de Sinopharm y Sputnik V, aunque el propio Maduro ha dicho que evalúa otras opciones, como los las cubanas Abdala y Soberana 02, todavía en fase de pruebas.

Recientemente, el Ejecutivo anunció que en el país se producirá la fórmula Abdala, aunque no se informó de la fecha prevista para el arranque de operaciones o de la cantidad mensual de vacunas que se estima fabricar.

Por otra parte, Maduro anunció el domingo que el Ejecutivo ha conseguido liberar fondos, que EE.UU. tenía «secuestrados» debido a las sanciones, suficientes para adquirir 11.374.400 vacunas del mecanismo Covax, aunque el Gobierno rechaza la fórmula AstraZeneca, que inicialmente el sistema tenía asignada a Venezuela.

El mandatario no precisó para qué fechas prevé contar con estas vacunas en el país.

3 – ¿MARCHA A TIEMPO EL PROGRAMA?

La respuesta corta es sí, pero, solo si se atiende a los últimos testimonios de Maduro, en los que modificó las promesas anteriores y retrasó hasta este julio el inicio de la vacunación masiva de la población.

Sin embargo, la fecha prevista para la inmunización masiva en Venezuela ha sufrido varios cambios y las expectativas se desinflaron a medida que el chavismo ha visto que sus planes iniciales de adquirir 10 millones de dosis de la rusa Sputnik V en tiempo récord eran excesivamente ambiciosos, pero poco viables.

A finales de 2020, Maduro dijo que la totalidad de las dosis acordadas con Rusia serían aplicadas en los primeros meses de 2021, una información que tuvo que rectificar al ver que su plan no era factible.

4 – ¿HAY CRÍTICAS CONTRA EL PLAN?

La oposición venezolana que se agrupa bajo la figura Juan Guaidó ha señalado que los esfuerzos de la administración de Nicolás Maduro por vacunar a la población son insuficientes, al tiempo que exige se permita el ingreso de la fórmula de AstraZeneca al apuntar que tiene el potencial para salvar vidas.

Por su parte, los gremios de trabajadores sanitarios señalan que el programa de vacunación es tan débil que puede considerarse inexistente, por cuanto exigen el establecimiento de uno y la publicación de un cronograma de vacunación.

5 – ¿EXISTEN SECTORES PRIVILEGIADOS?

El chavismo ha dicho que la prioridad es inmunizar «a la primera línea de batalla» contra la covid-19 -todo el personal sanitario y voluntarios- así como a los docentes, un paso que consideran necesario para el retorno de los estudiantes a las aulas de clase.

Pero también anunciaron que los diputados de la Asamblea Nacional chavista y otros políticos serían de los primeros en recibir vacunas, sin ofrecer mayor información acerca de quiénes integran este listado.

Maduro y su esposa, Cilia Flores, ya se vacunaron con la fórmula Sputnik V, lo que causó las críticas de figuras opositoras y de gremios de trabajadores sanitarios, pero no protestas de la población.

#EFE.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Covid-19

China admitió que la eficacia de sus vacunas contra el COVID-19 no es alta

Publicada

on

por

El director de los Centros de Control de Enfermedades, Gao Fu, reveló que las autoridades están considerando distintas opciones como modificar los intervalos de aplicación e incluso nuevas tecnologías para buscar elevar la inmunización

La efectividad de las vacunas chinas contra el coronavirus es baja y el gobierno está considerando combinarlas, según dijo el domingo la máxima autoridad de la agencia china de control de enfermedades, en una inusual admisión oficial de la debilidad de las vacunas chinas

Beijing ha distribuido cientos de millones de dosis en otros países y tratado de fomentar las dudas en torno a la efectividad de las vacunas occidentales.

Los expertos señalan que mezclar vacunas, o la inmunización secuencial, puede impulsar las tasas de efectividad. Varios ensayos en distintas partes del mundo estudian el efecto de mezclar las vacunas o administrar una dosis de recordatorio tras un largo periodo de tiempo. Investigadores en Reino Unido estudian una posible combinación de las vacunas de Pfizer y AstraZeneca.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Covid-19

EEUU logró vacunar a 4,6 millones de personas en 24 horas

Publicada

on

por

Estados Unidos logró romper una nueva marca en vacunación, al lograr inmunizar a 2,6 millones de personas en las últimas 24 horas, es decir, 500.000 ciudadanos más que el récord anterior de la semana pasada.

Con esta nueva cifra, el país norteamericano ya ha logrado inmunizar a 117.142.879 personas con al menos una inyección y 70.692.645 están totalmente vacunadas contra el coronavirus, según han publicado en el sitio web oficial de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) por sus siglas en inglés, la principal agencia federal de salud pública del país.

Es importante destacar que tanto las vacunas Pfizer como la de Moderna, requieren una inyección de seguimiento o una segunda dosis, que generalmente se aplica tres o cuatro semanas después de la primera dosis. La vacuna de Johnson & Johnson requiere solo una.

Hasta la fecha casi 238 millones de dosis han sido distribuidas en todo Estados Unidos. A medida que las vacunas contra el coronavirus continúan distribuyéndose en el país, más estados están expandiendo la proporción de la población elegible para recibir el creciente suministro de vacunas. Alaska y Mississippi fueron los primeros estados en ampliar la elegibilidad a cualquier persona mayor de 16 años.

Las autoridades gubernamentales y de salud pública ha manifestado que la equidad racial y étnica sería fundamental en la distribución de vacunas, pero la recopilación de datos sobre la raza de los destinatarios ha sido deficiente.

Según los datos de los CDC, una mayor proporción de la población blanca ha sido vacunada en comparación con la población hispana, asiática o afroamericana. Las poblaciones de nativos de Alaska y nativos americanos tienen una tasa más alta de vacunación debido a que los envíos más grandes van hacia este estado y las dosis se distribuyen a través del Servicio de Salud para Indígenas.

Las campañas dirigidas a comunidades afroamericanas en todo Estados Unidos están consiguiendo avances en el esfuerzo para persuadir a las personas de que las vacunas para el COVID-19 son inocuas y eficaces. Con millones de dólares en asistencia del gobierno del presidente Joe Biden, los grupos locales han llamado a la población afrodescendiente a vacunarse y superar lo que para algunos es una desconfianza histórica hacia el gobierno y la ciencia.

Una encuesta realizada por The Associated Press a finales de marzo reveló que alrededor del 24% de los adultos estadounidenses afroamericanos dijeron que probablemente o definitivamente no se vacunarían. La cifra descendió fuertemente con respecto al 41% registrado en enero.

El riesgo de hospitalización y muerte por covid-19 aumenta con la edad, y las tasas de vacunación han seguido ese patrón, con prioridad para las personas en hogares de ancianos y para los estadounidenses mayores.

Confirmando el espectacular avance de la campaña de vacunación en Estados Unidos, el presidente Joe Biden prometió que el 90% de los adultos podrían recibir las vacunas antes del 19 de abril. La nueva meta del presidente demócrata es que los estadounidenses puedan reunirse “en pequeños grupos” para celebrar la fiesta nacional del 4 de julio.

El balance provisional de fallecidos -558.028- supera con creces la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que en tiempos de Donald Trump proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y 240.000 muertes a causa de la pandemia. El presidente Biden ha pronosticado que en total morirán más de 600.000 personas en el país a causa del virus.

Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que para el 1 de julio habrán muerto unas 600.000 personas.

Fuente: Infobae

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Lo más leído