Connect with us

Covid-19

Pfizer y Moderna anunciaron que la variante sudafricana redujo la eficacia de sus vacunas contra el coronavirus.

Published

on

La cepa B.1.351 disminuyó el nivel de anticuerpos generados por los inoculantes en pruebas de laboratorio. Las compañías dialogan con organismos reguladores sobre el desarrollo de nuevas versiones

Un estudio de laboratorio sugiere que la variante sudafricana del coronavirus puede reducir la protección de los anticuerpos de la vacuna de Pfizer y BioNTech en dos tercios, y no está claro si la inyección será eficaz contra la mutación, según dijeron las empresas el miércoles. Moderna también anunció un descenso de seis veces en los niveles de anticuerpos frente a la variante sudafricana.

El estudio reveló que la vacuna seguía siendo capaz de neutralizar el virus y todavía no hay pruebas de los ensayos en personas de que la variante reduzca la protección de la vacuna, según las empresas.

Aun así, las farmacéuticas están realizando inversiones y hablando con los organismos reguladores sobre el desarrollo de una versión actualizada de su vacuna de ARNm o de una inyección de refuerzo, si fuera necesario.

Para el estudio, los científicos de las empresas y de la rama médica de la Universidad de Texas (UTMB) desarrollaron un virus modificado que contenía las mismas mutaciones que la parte de la espiga o espícula de la variante del coronavirus altamente contagiosa descubierta por primera vez en Sudáfrica, conocida como B.1.351. La espiga, utilizada por el virus para entrar en las células humanas, es el principal objetivo de muchas vacunas contra la enfermedad COVID-19.No sabemos cuál es el número mínimo de neutralización. No tenemos esa línea de corte

Los investigadores probaron el virus manipulado contra la sangre tomada de personas a las que se les había administrado la vacuna, y encontraron una reducción de dos tercios en el nivel de anticuerpos neutralizantes en comparación con su efecto sobre la versión más común del virus que prevalece en los ensayos de Estados Unidos.

Sus conclusiones se publicaron en la revista New England Journal of Medicine (NEJM).

Dado que aún no existe un punto de referencia establecido para determinar qué nivel de anticuerpos es necesario para proteger contra el virus, no está claro si esa reducción de dos tercios hará que la vacuna sea ineficaz contra la variante que se está propagando por todo el mundo.

Sin embargo, el profesor de la UTMB y coautor del estudio, Pei-Yong Shi, dijo que cree que la vacuna de Pfizer probablemente protegerá contra la variante.

“No sabemos cuál es el número mínimo de neutralización. No tenemos esa línea de corte”, dijo, y añadió que sospecha que la respuesta inmunitaria observada probablemente esté muy por encima de lo necesario para proporcionar protección.

Un trabajador recibe una inyección de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus en Mecca, estado de California, Estados Unidos, el 1 de febrero de 2021. (REUTERS/Mike Blake/archivo)
Un trabajador recibe una inyección de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus en Mecca, estado de California, Estados Unidos, el 1 de febrero de 2021. (REUTERS/Mike Blake/archivo)

Esto se debe a que en los ensayos clínicos, tanto la vacuna de Pfizer/BioNTech como una inyección similar de Moderna Inc confirieron cierta protección tras una única dosis con una respuesta de anticuerpos inferior a los niveles reducidos causados por la variante sudafricana en el estudio de laboratorio.

Incluso si la variante reduce significativamente la eficacia, la vacuna debería seguir ayudando a proteger contra la enfermedad grave y la muerte, señaló Pei-Yong Shi. Los expertos en salud han dicho que ese es el factor más importante para evitar que los sistemas sanitarios, que se encuentran al límite de su capacidad, se vean desbordados.

infobae-image

Se necesita más trabajo para entender si la vacuna funciona contra la variante sudafricana, dijo Shi, incluyendo ensayos clínicos y el desarrollo de correlatos de protección, es decir, los parámetros para determinar qué niveles de anticuerpos son protectores.

Pfizer y BioNTech dijeron que estaban realizando un trabajo de laboratorio similar para entender si su vacuna es eficaz contra otra variante encontrada por primera vez en Brasil.

Moderna publicó el miércoles en la NEJM una correspondencia con datos similares divulgados previamente en otros foros que mostraban un descenso de seis veces en los niveles de anticuerpos frente a la variante sudafricana.

Moderna también dijo que la eficacia real de su vacuna contra la variante sudafricana está aún por determinar. La empresa ha dicho anteriormente que cree que la vacuna funcionará contra la variante.

#Reuters.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Covid-19

Los contagios en Italia siguen subiendo con más de 20.000 en un día.

Publicada

on

por

Los contagios de coronavirus en Italia siguen al alza y en el último día se han confirmado 20.499 nuevos positivos y 253 muertos, según el último boletín del Ministerio de Sanidad, y varias regiones aumentarán sus restricciones ante este contexto.

En total se han contagiado 2.888.923 personas desde que dio comienzo la emergencia sanitaria hace un año. Este miércoles además se registraron 253 fallecidos, 55 menos que ayer, lo que eleva el cómputo total a 97.227 muertos.

Desde ayer se han registrado 20.499 nuevos casos de coronavirus, 613 más que el jueves, tras varios días al alza, pese a que el número de pruebas fue menor, casi 30.000 menos.

Por otro lado aumenta la presión en los hospitales y varios ya han superado el nivel de alerta. De los actuales 404.664 enfermos con la COVID-19, 18.292 se encuentran ingresados, 61 más que ayer, y 2.194 personas están en la UCI (+26).

La campaña de vacunación continua en Italia alcanza el total de 3.998.727 dosis inoculadas en todo el país. Además, 1.370.373 han recibido ya la vacuna completa y se consideran inmunizados.

Así se cumple la cuarta semana consecutiva con los contagios en aumento en Italia, golpeada por las variantes del virus, y se espera que el Ministerio confine como «zona roja», zonas de máximo riesgo, las regiones de Molise (centro) y Basilicata (sur).

También aumentarán las que se encuentran en «zona naranja» o de riesgo intermedio, a la que se sumarán Lombardía y Piamonte (norte) y las Marcas (centro).

En el caso de Lombardía preocupan especialmente las provincias de Brescia y de Bérgamo, esta última símbolo de la tragedia hace un año.

Entre las zonas naranjas estaban ya Emilia-Romaña, Liguria, Toscana y las provincias autónomas de Bolzano y Trentino (norte), Campania (sur) y los Abruzos y Umbría (centro).

El resto de regiones, como el Lacio, con Roma como capital, se mantendrán como «zona amarilla» o de bajo riesgo.

Por primera vez una región, la isla de Cerdeña, podría ser decretada como «zona blanca», la nueva clasificación para territorios prácticamente sin limitaciones.

Por otro lado, el primer ministro, Mario Draghi, ha nombrado a Fabrizio Curcio jefe de Protección Civil sustituyendo a Angelo Borelli, el encargado de dar las cifras diarias ante el país cada día en los peores meses de la emergencia sanitaria.

Y el ministro de Cultura, Dario Franceschini, anunció la reapertura de teatros y cines desde el 27 de marzo, Día Mundial del Teatro, y el acceso a los museos con reserva incluso los fines de semana.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Covid-19

La Basílica de Budapest cierra tras brote de covid y muerte de un obispo.

Publicada

on

por

La Basílica San Esteban de Budapest, la principal iglesia de la capital, cerró sus puertas este viernes debido a un brote de covid-19 que causó la muerte de uno de los sacerdotes.

En un vídeo colgado en la red social Facebook, el cardenal Péter Erdö, de la Archidiócesis Esztergom-Budapest, informó de que el obispo auxiliar György Snell «ha fallecido esta madrugada por un grave contagio de coronavirus», una muerte inesperada para las autoridades eclesiásticas.

«El miércoles todavía participó en una reunión por zoom», relató Erdö.

El resto de los sacerdotes han sido sometidos a pruebas de coronavirus y varios de ellos dieron positivo, situación que llevó a la Archidiócesis a decidir un cierre temporal del templo.

Las autoridades sanitarias someterán a pruebas a todo el personal del templo, incluyendo a los laicos que trabajan en la iglesia, situada en pleno centro de Budapest.

«Esto significa que mientras haya restricciones habrá que suspender los cultos», subrayó el cardenal.

Es «la única posibilidad de que la vida litúrgica en la iglesia principal de Budapest pueda reanudarse» antes de Pascua, añadió.

La propagación del coronavirus se ha acelerado en Hungría. En las últimas 24 horas se han confirmado 4.668 nuevos contagios y 123 muertes por covid, mientras que los expertos vaticinan un «dramático» crecimiento en las próximas semanas.

El Gobierno húngaro ha anunciado que mantendrá las restricciones vigentes al menos hasta el 15 de marzo. 

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Covid-19

¿Cómo funcionan las vacunas anticovid?

Publicada

on

por

Las campañas de vacunación contra la covid-19 avanzan en varias partes del mundo, pero la rapidez con la que se han desarrollado estos fármacos ha despertado dudas sobre cómo funcionan y cuáles son sus efectos secundarios.

¿CÓMO COMBATEN A LAS ENFERMEDADES?

Por definición, las vacunas son medicamentos que ayudan al cuerpo humano a desarrollar inmunidad contra los virus o las bacterias, sin que para ello se deba contraer la enfermedad.

Como explican los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU., cuando gérmenes como el virus que causa la covid-19 atacan al organismo, estos se multiplican y causan una invasión, conocida como infección, que activa herramientas del sistema inmunitario para combatirla, sobre todo glóbulos blancos.

Entre ellos, están los macrófagos, glóbulos que absorben y digieren los gérmenes y que dejan antígenos, o pequeñas partes de los invasores que son identificados como peligrosas y que estimulan la creación de anticuerpos.

También entran en acción los linfocitos B, que producen anticuerpos que atacan las partes del virus que dejaron atrás los macrófagos, y los linfocitos T, que atacan a las células del organismo que ya están infectadas.

«La primera vez que una persona se infecta con el virus que causa la covid-19, su cuerpo puede demorar varios días o semanas en desarrollar y usar todas las herramientas necesarias para combatir los gérmenes y vencer la infección», recuerdan los CDC.

En este punto, las vacunas anticipan este proceso ayudándole al cuerpo a reconocer los antígenos del coronavirus, suministrando -bajo diversas técnicas- partes del virus, versiones modificadas del mismo o «instrucciones» para crear una reacción inmunitaria.

LAS VACUNAS ANTICOVID

Hasta el 1 de febrero, el Registro de Vacunas contra la covid-19 del London School of Hygiene & Tropical Medicine, que recoge datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y laboratorios médicos, había documentado 293 prototipos de antídotos contra el virus.

De ellos, 70 están en evaluaciones clínicas, 20 en fase III (avanzada) de pruebas y una decena ya han sido autorizados para su uso en diferentes regiones o en aplicación a pacientes.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), «todas las vacunas pasan por diferentes fases de estudio antes de que puedan ser aprobadas para su uso en la población».

Estas etapas tienen como objetivo «garantizar la seguridad y la capacidad de la vacuna para proteger contra la enfermedad (eficacia)», así como otras cuestiones como los grupos de población en los que se puede administrar la vacuna, el número de dosis necesarias y el intervalo entre dosis», según la entidad.

Para que un fármaco contra la covid-19 sea recomendado por la OMS, este debe tener por lo menos un 70 % de eficacia en la población base con resultados consistentes en los adultos mayores, un grupo particularmente vulnerable contra el virus.

DIFERENTES MECANISMOS

Sin embargo, no todas estas vacunas anticovid utilizan las mismas tecnologías para combatir el coronavirus.

Hay al menos cuatro mecanismos preferidos por los científicos para tratar de proteger al organismo contra esta enfermedad -que ya deja en el mundo más de 2,2 millones de muertos y 100 millones de casos-: los virus desactivados o atenuados, las subunidades de proteína, el ARN Mensajero y los vectores virales.

Sin importar cuál se elija, los CDC recuerdan que, «con todos los tipos de vacunas, el organismo se queda con un suministro de linfocitos T de ‘memoria’, además de linfocitos B que recordarán cómo combatir ese virus en el futuro».

1. VECTOR VIRAL

Vacunas anticovid con esta tecnología: Oxford-AstraZeneca, Sputnik V, Cansino y Janssen.

Esta clase de vacuna utiliza un virus diferente al SARS-CoV-2 y menos nocivo, por lo general disfrazado con proteínas del coronavirus, para generar una respuesta inmunitaria.

El virus causante de la covid-19 tiene varias proteínas que lo envuelven, entre ellas la conocida como «Spike» (espiga en español) que, además de darle su característica forma con crestas, dota al germen del Dominio de Adhesión al Receptor (RBD) o la «llave maestra» que le da acceso a las células.

Según científicos chinos que han estudiado el virus desde el inicio de la pandemia en Wuhan y han publicado sus hallazgos en la revista Science, utilizar esa proteína o bien atacarla es el mejor mecanismo para luchar contra la enfermedad.

«Para las vacunas de vectores virales contra el COVID-19, el vector (no el virus que causa el COVID-19) ingresa a una célula dentro de nuestro organismo y usa la maquinaria celular para producir una porción inocua del virus que causa la COVID-19», complementa la ficha de este tipo de vacunas de los CDC.

«Con estas instrucciones, nuestras células hacen copias de la proteína. Esto despierta en nuestro organismo una respuesta y empieza a crear linfocitos T y linfocitos B que recordarán cómo combatir el virus si nos llegamos a infectar en el futuro», añade.

MITOS: Este tipo de vacuna no causa una infección por COVID-19 por el virus utilizado como vector de la vacuna. Mensajes en las redes sociales advierten erróneamente de que inmunizarse con estos fármacos puede ser peligroso, pero organismos como los CDC y las OMS han recordado que en su fórmula estas vacunas no contienen ningún tipo de material genético o muestras de coronavirus.

Además, tampoco es cierto que el material genético que aporta el vector viral se incorpore al ADN de la persona, ya que esta tecnología no presupone ningún intercambio de ese tipo de compuestos en el organismo.

2. VIRUS ATENUADO O DESACTIVADO

Vacunas anticovid con esta tecnología: Sinovac, SinoPharm, BharatBiotec o la Vacuna de la Academia China de Ciencias Médicas.

Esta es considerada la aproximación más extendida y conservadora de vacuna, debido a que imita el método que Edward Jenner ideó al final de la década de 1790 al utilizar la viruela bovina para proteger a los humanos de esa enfermedad.

Bajo este método, se inocula una versión completa del virus SARS-CoV-2 aunque debilitado o desactivado para que el cuerpo, sin el riesgo completo de la enfermedad, pueda generar anticuerpos necesarios para combatirla.

En el caso de los virus atenuados, estos han sido modificados para que no se puedan reproducir en el organismo huésped o bien para que no causen la enfermedad, mientras que, en la versión desactivada, el germen puede estar muerto.

De acuerdo con el portal web Vaccines.org, del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., «dado que estas vacunas son tan similares a la infección natural que ayudan a prevenir, crean una respuesta inmunitaria fuerte y de larga duración», si bien en el caso del coronavirus no hay evidencia científica que defina ese lapso.

MITOS: Decenas de internautas en las redes sociales también advierten que estas vacunas pueden llegar a causan la enfermedad que combaten. Sin embargo, y por definición, el virus usado en este tipo de fármaco ya ha sido debilitado de tal manera que no supone un peligro para el organismo, pero sí logra su cometido de impulsar una respuesta inmunitaria.

3. SUBUNIDADES DE PROTEÍNAS

Vacunas anticovid con esta tecnología: Novavax y Sanofi

En este tipo de antídotos se utilizan solo algunos componentes del virus para estimular una respuesta de las células inmunitarias. En el caso de la covid-19, utilizan la proteína «Spike» o el RBD.

Una vez la vacuna ingresa al organismo, el sistema inmunitario reconoce que dichas proteínas «son ajenas» y comienza a crear linfocitos T.

«Si nos llegamos a infectar en el futuro, las células de memoria reconocerán al virus y lo combatirán», aseguran los CDC.

Otras vacunas bajo esta tecnología dedicadas a otras enfermedades también recurren a partículas con forma del virus pero sin su material genético.

Según una reseña de Florian Krammer para la revista Nature, «la ventaja de estas vacunas es que se pueden producir sin manipular virus vivos» y varios fármacos de este tipo, como FluBlok para la influenza, ya han sido aprobados y sus fabricantes cuentan con una experiencia considerable en su producción.

Sin embargo, según la información, la proteína espiga «es relativamente difícil de expresar y es probable que esto tenga un efecto en los rendimientos de la producción y en la cantidad de dosis que se puedan elaborar».

MITOS: Tampoco es cierto, como reclaman los antivacunas, que este biotecnología use versiones completas o activas del virus. En su fabricación, los científicos aíslan solo algunos componentes del germen para precisamente evitar someter al cuerpo humano a toda la carga viral. Esto permite que, sin el riesgo de desarrollar la enfermedad, el cuerpo aprenda cómo reaccionar ante el virus.

4. ARN Mensajero

Vacunas anticovid con esta tecnología: BioNTech/Pfizer, Moderna y CureVac.

Este es el enfoque de vacunas más novedoso utilizado hasta el momento para luchar contra la pandemia del coronavirus.

En este tipo de fármacos, denominado ARN Mensajero o ARNm, se suministra parte del código genético del virus para que las células aprendan a producir una proteína propia del virus, o incluso una porción de ella, y así desencadenar una respuesta inmune.

Esto quiere decir que las vacunas de ARNm no contienen el virus vivo que causa la covid-19, sino «instrucciones» para las células inmunitarias, que después de su uso se descomponen y se deshacen de el material genético.

«Las vacunas de ARNm contra el COVID-19 se aplican en el músculo del brazo. Una vez que las instrucciones (ARNm) se encuentran dentro de las células inmunitarias, las células las usan para producir una porción de la proteína», explican los CDC.

A partir de allí, el sistema inmunitario reconoce que la proteína es un cuerpo extraño y comienza a generar una respuesta inmunitaria y producir anticuerpos, «como sucede cuando se produce una infección natural contra el COVID-19», completó el organismo.

MITOS: El ARNm no afecta el ADN ni interactúa con él de ninguna forma, ya que no ingresa al núcleo celular. Este ha sido uno de los principales reclamos registrados en las redes sociales, donde usuarios han puesto en duda la efectividad de este tipo de fármacos por la novedad que supone su método para contener el virus.

Los CDC han aclarado que si bien estas vacunas son nuevas «no nada son desconocidas», ya que los científicos llevan trabajando en ellas por décadas y sus ensayos son igual de rigurosos a las vacunas tradicionales. En este caso, el ARN solo funciona como mensajero y luego es destruido por la célula.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Lo más leído