Connect with us

Salud

Más vulnerables y resilientes: así hemos cambiado por la pandemia.

Published

on

Timanfaya Hernández explica que “las personas que viven situaciones de mayor aislamiento han experimentando un mayor retroceso en su salud psicológica”.

En el caso de los mayores, la falta de estímulos ha provocado también un importante deterioro cognitivo.

Nuestro comportamiento ha variado a lo largo de este año

Las circunstancias personales condicionan el comportamiento y la actitud respecto a la pandemia: factores como la edad, las variables de personalidad o la zona geográfica influyen en este sentido.

Sobre esto último, Timanfaya Hernández apunta que “las restricciones son diferentes en cada lugar y esa limitación a la hora de poder relacionarnos nos afecta directamente”.

La percepción del riesgo de la pandemia que tiene cada persona también repercute en la medida en la que somos más o menos estrictos con el cumplimiento de las medidas de seguridad y las normas de protección.

Silvia Álava apunta en este sentido: “No se comporta del mismo modo quien ha perdido a un ser querido como consecuencia de la pandemia que quien ha vivido toda esta situación de lejos”, y añade: “Tampoco es igual la percepción del riesgo que tienen los jóvenes que las personas mayores”.

La pandemia ha ido variando su comportamiento y dureza a lo largo de este año, y esos cambios nos permiten hablar de diferentes olas que han llevado asociadas distintas medidas, más o menos restrictivas, dependiendo de la evolución de la situación epidemiológica.

Silvia Álava sostiene que “la mayor parte de las personas tendemos a adecuar nuestros comportamientos a la situación sanitaria y también a las medidas que nos recomiendan”.

Para Mercedes Bermejo, estos cambios en nuestro comportamiento y actitudes se asemejan a un proceso de duelo:

“En un primer momento, hubo un impacto muy grande para toda la sociedad, especialmente durante el confinamiento domiciliario, y poco a poco hemos ido adaptándonos a esta situación y hemos atravesado distintas fases como la negación, la rabia, el enfado, la tristeza y, finalmente, la asimilación”.

Coincide con esta visión Timanfaya Hernández: “Al principio estábamos en un estado de shock y poco a poco nos hemos ido adaptando a la situación”.

“En un principio había sensación de angustia y miedo a lo desconocido. En verano intentamos sobrellevarlo, pero esta tercera ola nos pilla más desgastados, mas fatigados…”, añade.

La fatiga pandémica ha provocado distanciamiento emocional

La larga exposición a situaciones que nos generan miedo e incertidumbre forma parte de esta pandemia. El cansancio y agotamiento después de un año de convivencia con la covid-19 es lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) denomina fatiga pandémica.

Mercedes Bermejo explica su origen:

“Los mecanismos de ansiedad nos permiten sobreponernos a los peligros que hay en nuestro entorno, pero llevar tanto tiempo expuestos a situaciones potencialmente peligrosas puede derivar en diferentes problemas como alteraciones del sueño, de la alimentación, bajada del estado de ánimo o cansancio crónico”.

Silvia Álava diagnostica un distanciamiento emocional que no sucedía en el comienzo de la pandemia y que sirve de medida de protección:

“Esto tiene una parte positiva, pues nos ayuda a nivel emocional a sobrellevar esta situación, pero también tiene una parte muy peligrosa: es como si cada día se cayese un avión y muriesen 400 personas, y aun así lo hemos interiorizado, normalizado y nos hemos distanciado”, explica.

Y añade: “Hay que tener cuidado y tenemos que entender que no podemos vivir muy metidos en la situación porque podría pasarnos factura a nivel emocional, pero tampoco podemos distanciarnos tanto, porque esto nos afecta a todos y es labor de todos evitar que el virus siga propagando y que muera tanta gente”.

Más conscientes de nuestra vulnerabilidad y más resilientes

Aunque es pronto para saber qué conductas de las que hemos adquirido a lo largo de este año perdurarán en el tiempo y cuáles serán las secuelas, las psicólogas apuntan a una mayor dificultad a la hora de las relaciones sociales:

De acuerdo con Timanfaya Hernández, “en algunas personas puede permanecer ese temor al contacto, el medio a relacionarse con otras personas”.

Las tres psicólogas coinciden en que esta pandemia nos ha hecho ser más conscientes de nuestra vulnerabilidad y más resilientes.

Según Mercedes Bermejo,  “hemos vivido una situación de ansiedad que nos ha llevado al límite de nuestras posibilidades, pero aún así hemos tenido la capacidad de sobrellevarlo. Hay un fuerte agotamiento psicológico, pero también hemos demostrado una gran resiliencia y capacidad de adaptación a las adversidades”.

En la misma línea, Silvia Álava sostiene: “Somos mucho más conscientes de nuestra vulnerabilidad y de que no debemos dar nada por sentado. Esto nos ha ayudado a valorar más las cosas y a ser más resilientes”.

La pandemia también ha hecho que valoremos mucho más la salud física, y aunque hemos comenzado a ser conscientes de la importancia de sentirse bien con uno mismo, la salud mental sigue siendo la gran olvidada.

El tiempo que tardemos en recomponernos dependerá de cómo y cuándo se produzca la vuelta a la normalidad, de nuestra red de apoyo y recursos personales y de las medidas que se pongan en marcha desde el sistema de salud pública para paliar las consecuencias psicológicas que nos ha dejado la pandemia.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Salud

Bacterias en las encías tendrían conexión con el Alzheimer.

Publicada

on

por

Jamás nadie habría imaginado que las bacterias en las encías pudieran tener relación con una enfermedad que siempre se ha relacionado a la edad. Pero según nuevas investigaciones, los adultos mayores con más bacterias dañinas que sanas en sus encías son más propensos a tener evidencia de beta amiloide, que es un biomarcador clave para la enfermedad de Alzheimer.

Según una nueva investigación publicada por la Facultad de Odontología de la Universidad de Nueva York y Weill Cornell Medicine este desequilibrio en las bacterias orales no se asoció con otro biomarcador del Alzheimer llamado tau. Este estudio, que fue publicado en la revista Alzheimer’s & Dementia: Diagnosis, Assessment & Disease Monitoring, se suma a la creciente evidencia de una conexión entre la enfermedad periodontal (enfermedad de las encías) y el alzhéimer.

Angela Kamer, profesora asociada de periodoncia y odontología de implantes en la Facultad de Odontología de la NYU y autora principal del estudio señaló que “Hasta donde sabemos, este es el primer estudio que muestra una asociación entre la comunidad bacteriana desequilibrada que se encuentra bajo la línea de las encías y un biomarcador del LCR de la enfermedad de Alzheimer en adultos mayores cognitivamente normales. La boca alberga tanto bacterias dañinas que promueven la inflamación como bacterias sanas y protectoras. Descubrimos que tener evidencia de amiloide cerebral se asociaba con un aumento de las bacterias dañinas y una disminución de las beneficiosas”.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Salud

¿Cómo disimular el cansancio con maquillaje?

Publicada

on

por

El estrés y el trasnocho suelen reflejarse principalmente en el rostro. Cuando tenemos una mala noche es común que al día siguiente despertemos con las ojeras más marcadas, bolsas debajo de los ojos, arrugas muy pronunciadas y los poros abiertos. Para eliminar estas huellas de tu cara lee con atención esta entrada de Eme de Mujer donde te decimos cómo disimular el cansancio con maquillaje.

Desmaquíllate

Antes de comenzar a disimular el cansancio con maquillaje primero debes saber que si desmaquillas tu rostro la noche anterior estarás contrarrestando la hinchazón del día siguiente y permitirás que tus ojos descansarán y tus poros estén limpios.

cómo disimular el cansancio con maquillaje 2

Dúchate al despertar

Al despertar lo primero que debes hacer para disimular el cansancio es darte una ducha alternando agua fría con agua caliente. Esto activará tu circulación sanguínea y te ayudará la recupera la fuerza y la lucidez perdida. Lava tu rostro como de costumbre.

Repara el rostro

Antes de maquillarte coloca sobre tus párpados una rebanada de pepino y deja reposar durante 20 minutos. Luego aplica unas gotas de colirio para eliminar las líneas rojas de la parte blanca de tus ojos que son ocasionadas por el cansancio y el consumo de bebidas alcohólicas. Por último aplica una crema hidratante para que tu piel luzca lozana y saludable.

Cómo disimular el cansancio con maquillaje

El corrector

Una vez que hayas realizado los pasos anteriores, es hora de disimular el cansancio con maquillaje. Aplica corrector en el contorno de ojos para disimular las ojeras. Esta zona es la que siempre luce más crítica y evidencia el cansancio. Debes aplicar solo la cantidad necesaria de producto, pues aplicar de más es uno de los grandes errores del maquillaje y acentuará tu agotamiento.

La base

Utilizar una base en crema es ideal para disimular el cansancio con maquillaje. Estas bases son más ligeras y no acentúan las arrugas o la retención de líquidos de tu rostro. Sella la base con un polvo traslúcido para alcanzar el look natural que debes buscar.

cómo disimular el cansancio con maquillaje 8

Maquillaje de los ojos

El cansancio se concentra en los ojos y la mejor manera de disimularlo es utilizando tonos de sombra claros o perlados por su propiedad de abrir la mirada. De igual modo debes evitar utilizar delineador negro en cualquiera de tus párpados, ya que endurece las facciones y resalta el cansancio. Sustitúyelo por un delineador marrón y aplica tres capas de máscara de pestaña. También puedes aplicar un poco de delineador blanco en el párpado inferior para iluminar tu mirada.

El blush

Utilizar un rubor de color rosado es ideal para disimular el cansancio con maquillaje. Este tino hace que la piel luzca más saludable y fresca. Resalta tus pómulos con el blush para una apariencia más natural.

Maquilla tus labios

Maquilla tus labios con un color vivo para que desvíen la atención de tus ojos que es donde se concentran las huellas del cansancio. Prefiere un tono frambuesa o coral para hacer tus labios llamativos y darle color a tu rostro.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Curiosidades

¿Cómo controlar el exceso de grasa en la piel masculina?

Publicada

on

por

Todos sabemos que hay diferentes tipos de piel -y una rutina facial para cada una-, pero el hombre, por razones hormonales, suele tener la piel grasa. Es una condición que va casi implícita en el género.

«El origen de la grasa en la piel de los hombres es claramente hormonal. La testosterona, principal hormona masculina, tiene receptores a nivel del folículo piloso y de la unidad del poro», explica la Dra. Gloria Luz Abad, dermatóloga y miembro de Doctoralia. «El poro es una entidad anatómica que puede tener vello (cara) o pelo terminal (barba, cejas, bigote) pero siempre tiene una glándula sebácea anexa, que es la responsable de la producción de grasa o sebo», añade.

La producción de grasa o sebo es, a pesar de lo que cree la mayoría de los usuarios, beneficiosa para la piel del hombre ya que esta lubrica y protege la piel, por lo que los hombres con este tipo de piel tienden a arrugarse menos. No obstante, el problema llega con los excesos, con la demasía en la producción de la glándula sebácea anexa. Como apunta la Doctora, «si hay seborrea excesiva, tiende a acumularse» lo que «sumado a una predisposición genética de taponamiento del poro con células muertas, produce un cambio en la composición de los ácidos grasos, se inflama y sobreinfecta lo que muchas veces deriva en acné».

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Lo más leído