Connect with us

Salud

¿Influye lo que comes en la calidad de tu sueño?

Published

on

Un estudio analizó la relación entre los hábitos alimenticios y la cantidad de horas que una persona duerme y encontró que ciertos nutrientes podrían afectar la duración del sueño. Además, encontró que quienes llevan una alimentación más variada por lo general tienen patrones de sueño más sanos.

Dormir no sólo es placentero, es necesario además para mantener una buena salud, pues es durante las horas del sueño que el cuerpo recupera sus energías para un nuevo día. No en balde la falta de sueño y un mal descanso se han asociado con varias condiciones de salud, como problemas de la memoria, del corazón, o incluso la diabetes.

Según la Fundación Nacional del Sueño, existen estudios que sugieren que un sueño demasiado escaso puede afectar el equilibrio de las hormonas que regulan el hambre y el apetito, lo que conllevaría a un aumento de peso. Pero a la inversa, ¿qué se conoce sobre la influencia de la dieta en los patrones del sueño? Muchos profesionales en el campo de la salud reconocen que, efectivamente, hay una relación entre lo que comemos y cómo dormimos, pero los estudios científicos que han explorado esta conexión son relativamente pocos. Esa es la opinión de Michael Grandner, profesor de psiquiatría y miembro del Centro de Neurobiología del Sueño y Circadiana de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pensilvania, Estados Unidos. Para ahondar en el tema, el doctor Grandner y sus colaboradores se propusieron explorar las diferencias en las dietas de las personas que reportaban tener patrones de sueño más cortos o más largos.

Con ese fin, analizaron los datos de la Encuesta Nacional del Examen de Salud y Nutrición de los Estados Unidos, de los años 2007 y 2008, y hallaron que los que dormían poco (de cinco a seis horas por noche) consumían la mayor cantidad de calorías, seguidos de los que tenían un sueño normal (de siete a ocho horas), los que dormían muy poco (menos de cinco horas) y los que dormían mucho (nueve o más horas).

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Salud

Anticuerpos perduran hasta 12 meses después del contagio de Covid-19.

Publicada

on

por

Los anticuerpos que se generan como respuesta frente a la infección por el SARS-CoV-2 perduran entre los seis y los doce meses después del contagio, protegen contra las diferentes variantes que circulan e incluso se potencian con las vacunas.

Lo ha comprobado un equipo internacional de científicos liderado por el estadounidense Michel Nussenzweig, jefe del Laboratorio de Inmunología Molecular de la Universidad Rockefeller e investigador del Instituto Médico Howard Hughes, y los resultados aparecen hoy publicados en la revista «Nature».

Los investigadores han comprobado que los anticuerpos continúan evolucionando durante un periodo de 6 a 12 meses y que se potencian cuando la persona que sufrió la infección recibe la vacuna, por lo que han concluido que la inmunidad frente a la covid-19 podría ser duradera.

Michel Nussenzweig y sus colegas analizaron, hasta llegar a esas conclusiones, las muestras de sangre de 63 personas que se habían recuperado de la covid-19 en el año anterior.

De ellas, 26 habían recibido ya al menos una dosis de las vacunas de Moderna o de Pfizer-BioNTech, y comprobaron que entre los 6 y los 12 meses después la gama de anticuerpos producidos había aumentado tanto en alcance como en potencia.

Posteriormente, cuando los individuos fueron vacunados, pasaron a producir anticuerpos «altamente eficaces» contra las diferentes variantes que circulan ya del SARS-CoV-2.

Un año después de la infección, la actividad neutralizadora contra todas las formas del virus incluidas en este estudio era menor entre las personas que no habían sido vacunadas que en las que sí lo habían sido.

Esto, según los resultados de la investigación, sugiere que la vacunación aumenta la inmunidad en quienes ya han padecido la enfermedad.

Los investigadores han apuntado además que si las células evolucionan de una manera similar en las personas vacunadas que no habían padecido la enfermedad, una vacuna «de refuerzo» programada de una forma adecuada podría ser capaz también de generar una inmunidad protectora contra las variantes del virus que circulan por el mundo.

#EFE.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Covid-19

Vecinos de Petare marcharon este domingo para exigir vacunas

Publicada

on

por

800 Noticias

El dirigente de Primero Justicia y ex alcalde del municipio Sucre, Carlos Ocariz, encabezó una marcha este domingo 13 de junio por las calles de Petare para exigir una vacunación masiva en el barrio más grande de Caracas.

«No podemos permitir que sigan politizando la vacuna, esto debe ser prioridad», publicó en su cuenta de Twitter junto a varias imágenes de la concurrida manifestación.

En Venezuela se reportaron este sábado 1.489 nuevos contagios del coronavirus, todos de transmisión comunitaria, por lo que la cifra total de casos desde el inicio de la pandemia se elevó a 250.309, informó la vicepresidenta de la administración de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez.

Los venezolanos exigen una sistema de vacunación serio y masivo que frene el incremento exponencial de contagios y muertes. Sectores de la oposición han denunciado, en reiteradas oportunidades, irregularidades en el proceso de inmunización a través de un supuesto «mercado negro» que estaría beneficiando a los más ricos y cercanos al poder en detrimento de la población más vulnerable y de quienes están en primera fila batallando y salvando vidas como son los trabajadores de la salud.

¡#Petare exige vacunas!

Repetían los vecinos mientras recorrimos desde El Nazareno hasta El Mirador.

No podemos permitir que sigan la vacuna politizando, esto debe ser la prioridad: vacunas para nuestra gente. pic.twitter.com/lFnXQ1lxhX

— Carlos Ocariz (@CarlosOcariz) June 13, 2021

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Covid-19

Cómo actúan las vacunas contra la Covid-19 en nuestro organismo

Publicada

on

por

Para entender cómo actúan las vacunas contra el Covid-19 debemos conocer primero cómo nuestro organismo combate las enfermedades.

Cuando algún germen, como el virus que causa el Covid-19, invade nuestro organismo lo ataca y se multiplica. Esta invasión, llamada infección, es lo que causa la enfermedad.

Nuestro sistema inmunitario tiene diversas herramientas para combatir las infecciones. La sangre contiene glóbulos rojos que transportan oxígeno a los tejidos y órganos, y glóbulos blancos o inmunitarios que combaten las infecciones.

Tenemos diferentes tipos de glóbulos blancos, éstos combaten las infecciones de diferentes maneras:

  • Los macrófagos son glóbulos blancos que absorben y digieren los gérmenes y las células muertas o a punto de morir. Los macrófagos dejan partes de los gérmenes invasores, llamados «antígenos». El organismo identifica los antígenos como peligrosos y estimula los anticuerpos para que los ataquen.
  • Los linfocitos B son glóbulos blancos que actúan como defensa. Producen anticuerpos que atacan las partes del virus que dejaron atrás los macrófagos.
  • Los linfocitos T son otro tipo de glóbulo blanco. Atacan a las células del organismo que ya están infectadas. 
La primera vez que una persona se infecta con el virus que causa el COVID-19, su cuerpo puede demorar varios días o semanas en desarrollar y usar todas las herramientas necesarias para combatir los gérmenes y vencer la

infección. Después de la infección, el sistema inmunitario de la persona recuerda lo que aprendió sobre cómo proteger al organismo de la enfermedad.

El cuerpo conserva algunos linfocitos T, llamados ̈células de memoria ̈ que entran en acción rápidamente si el cuerpo vuelve a encontrar el mismo virus y los linfocitos B producen anticuerpos para atacarlos. En el caso del COVID, son los anticuerpos IgG e IgM.

Los anticuerpos IgM aparecen a los 7-10 días después del inicio de la

infección y los anticuerpos IgG a los 18-20 días después del inicio de la infección y en ese momento los IgM van desapareciendo hasta que llega un punto en que los IgG son positivos y los IgM negativos y ahí es cuando alcanzamos la inmunidad y ya se puede considerar que no hay carga viral contagiosa en nuestro cuerpo.

Los expertos siguen estudiando para comprender durante cuánto tiempo estas células de memoria pueden proteger a una persona contra el virus que causa el COVID-19.

Cómo actúan las vacunas contra el COVID-19?

Las vacunas contra el COVID-19 ayudan a nuestro organismo a desarrollar inmunidad contra el virus que causa el COVID-19 sin que para ello tengamos que contraer la enfermedad.

Los diferentes tipos de vacunas funcionan de diferentes maneras para ofrecer protección. Pero con todos los tipos de vacunas, el cuerpo se queda con un suministro de linfocitos T de «memoria» y linfocitos B que recordarán cómo combatir ese virus en el futuro.

Por lo general, el cuerpo tarda algunas semanas después de la vacunación en producir linfocitos T y linfocitos B.

Por consiguiente, es posible que una persona se infecte con el virus que causa el COVID-19 justo antes o justo después de vacunarse, y que se enferme porque la vacuna no tuvo suficiente tiempo para generar protección.

A veces, después de la vacunación, el proceso de generar inmunidad puede causar síntomas, por ejemplo fiebre. Estos síntomas son normales y señal de que el cuerpo está construyendo inmunidad.

Tipos de vacunas:

Actualmente, hay tres tipos principales de vacunas COVID-19 que están autorizadas y recomendadas, o que se encuentran en ensayos clínicos a gran escala (Fase 3) en los Estados Unidos y en Europa.

A continuación vemos cómo actúa cada tipo de vacuna para hacer que nuestro organismo reconozca el virus que causa el COVID-19 y nos proteja del mismo. Ninguna de estas vacunas puede hacer que nos enfermemos con el COVID-19.

  • Las vacunas ARNm: contienen material del virus que causa el COVID-19, el cual instruye a nuestras células a crear una proteína inocua que es exclusiva del virus. Una vez que nuestras células copian la proteína, destruyen el material genético de la vacuna. Nuestro organismo reconoce que esa proteína no debería estar presente y crea linfocitos T y linfocitos B que recordarán cómo combatir el virus que causa el COVID-19 si nos infectamos en el futuro. En este grupo están la de MODERNA y PFIZER. Se necesitan dos dosis. Eficacia: 90-95%
  • Las vacunas de subunidades de proteínas: incluyen partes inofensivas (proteínas) del virus que causa COVID-19 en lugar de todo el germen. Una vez vacunados, nuestros cuerpos reconocen que la proteína no debería estar allí y construyen linfocitos T y anticuerpos que recordarán cómo combatir el virus que causa COVID-19 si nos infectamos en el futuro.
  • Las vacunas de Vector viral: contienen una versión modificada de un virus diferente al que causa COVID-19. Dentro del caparazón del virus modificado, hay material del virus que causa COVID-19. A esto se le llama «vector viral». Una vez que el vector viral está en nuestras células, el material genético les da instrucciones a las células para que produzcan una proteína que es exclusiva del virus que causa el COVID-19. Con estas instrucciones, nuestras células hacen copias de la proteína. Esto despierta en nuestro organismo una respuesta y empieza a crear linfocitos T y linfocitos B que recordarán cómo combatir el virus si nos llegamos a infectar en el futuro. En este grupo está la de JANSSEN de JHONSON & JHONSON, una sola dosis. Eficacia: 75% . Y también en este grupo está la de ASTRA ZENECA, dos dosis. Eficacia: 65% ( No se recomienda en personas mayores de 55 años)

CONCLUSIONES:

Cualquiera de las vacunas actuales, va a generar una respuesta en nuestro cuerpo que nos llevará a la inmunidad. De tal manera que una persona vacunada tendrá suficiente información en sus células para luchar contra el virus en caso de contraerlo en un futuro, ya que como hemos explicado anteriormente, con todos los tipos de vacunas, el cuerpo se queda con un suministro de linfocitos T de «memoria» y linfocitos B que recordarán cómo combatir ese virus en el futuro y no podrá desarrollar la enfermedad.

Miami, Marzo 2021 Mónica Ortells

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Lo más leído