Connect with us

Salud

¿Hacer ejercicio aumenta las ganas de comer?

Published

on

¿Hacer ejercicio quita el hambre o da más hambre? Seguro que hay respuestas para todo. Habrá personas que digan que cuando terminan una sesión de ejercicio físico sienten más hambre y por el contrario, habrá otras que sientan que se les cierra el estómago.

Ahora, un estudio planteado por un equipo de investigadores del Grupo de Investigación del Laboratorio de Fisiología del Esfuerzo (LFE Research Group) de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) que ha participado en el estudio Pronaf (PROgramas de Nutrición y Actividad Física para el tratamiento de la obesidad), resuelve esta pregunta.

“La obesidad es un problema de salud pública que se relaciona con numerosos factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares y comorbilidades. Varios estudios afirman que el ejercicio puede modular la ingesta de alimentos y contribuir a la regulación del apetito, la ingesta total de calorías y la composición de la dieta. Sin embargo, el tipo de ejercicio que podría inducir mayores cambios fisiológicos y de conductas, relacionados con el comportamiento alimentario y la ingesta de alimentos, sigue sin estar claro”, explica Ana Belén Peinado del Departamento de Salud y Rendimiento Humano (LFE Research Group) de INEF-UPM y una de las autoras de este trabajo.

El trabajo desarrollado por los investigadores de la UPM muestra que el ejercicio de fuerza, aeróbico o la combinación de ambos, no provocan una mayor necesidad de ingesta en personas con exceso de peso, es decir, que el ejercicio no aumenta las ganas de comer. “Uno de los resultados más interesantes que hemos obtenido es que se pone de manifiesto que las personas que inician un programa de ejercicio a largo plazo no aumentan su consumo de energía de manera compensatoria”, eso sí, “siempre y cuando se incluyan consejos dietéticos”, explica Pedro J. Benito, otro de los investigadores de INEF-UPM participantes en el trabajo.

Como indican a CuídatePlus, las investigadoras del estudio Rocío Eliane Castro, doctora en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, y Rocío Cupeiro, doctora en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, ambas del Grupo de Investigación del Laboratorio de Fisiología del Esfuerzo, de la Universidad Politécnica de Madrid, diversos estudios previos han visto que “el ejercicio puede suprimir las calificaciones subjetivas del apetito, así cómo la posterior ingesta de energía, y también permite alterar la regulación del apetito, y esto es así porque el ejercicio tiene un impacto sobre determinadas hormonas reguladoras del apetito como la grelina, el péptido YY y el péptido 1 -similar al glucagón (GLP-1)-, durante un periodo de tiempo postejercicio”.

El trabajo de los investigadores de la UPM se centró en analizar si un tipo específico de ejercicio podría favorecer una mejor adherencia a la dieta prescrita, una mayor motivación relacionada con la alimentación, una composición de dieta más saludable o mayores cambios en la composición corporal en personas con sobrepeso y obesidad. Para ello, tomaron muestra de 300 personas sobre las que se analizaron más de 2.500 variables.

Los resultados de este trabajo no mostraron efectos sustanciales del tipo de ejercicio sobre la ingesta de energía, la selección de macronutrientes o los cambios en la composición corporal.

El trabajo demuestra que “el ejercicio físico se reafirma como una de las mejores opciones de tratamiento coadyuvante del sobrepeso y la obesidad. Además de mejorar la composición corporal, y otras comorbilidades y factores de riesgo (presión arterial, perfil lipídico, consumo de oxígeno, etc.), las personas con exceso de peso graso parecen no aumentar sus ingestas más allá de lo adecuado para mantener sus actividades diarias. Esto elimina la creencia bastante extendida de que la realización de ejercicio físico aumenta las ganas de comer, siempre y cuando se den unas pautas de control alimenticio, lo que además pone en valor el trabajo de los entrenadores, que es una importante ayuda en este sentido”, concluyen los investigadores.

El mejor entrenamiento para adelgazar
Como se ha mencionado anteriormente, los autores del estudio no vieron diferencias entre los diferentes tipos de entrenamiento (en cuanto a la pérdida de apetito). Según Cupeiro, “creemos que no influye”. De hecho, para responder a esta pregunta, Cupeiro se remite a un estudio realizado en 2018 con diferentes hombres sedentarios inactivos, de mediana edad, a los que les sometieron a tres tipos diferentes de entrenamientos (de intensidad media y vigorosa).

Resultado de imagen de persona fit comiendo

Tras la sesión de ejercicio, cada uno de los participantes pasaron por un buffet libre y “no se vio un efecto en las respuestas del picoteo postentreno, por lo que no parece que haya un tipo de entrenamiento determinado que influya más en el apetito que otros”, aunque, matiza, “habría que hacer más estudios para llegar a una conclusión”.

Lo que sí observaron en su estudio es que las personas que empezaban la intervención con un promedio igual o superior a 7.500 pasos diarios aumentaban más el consumo de proteínas a lo largo del programa comparado a las personas que en el inicio hacían menos de 7.500 pasos diarios.

“Este aspecto es positivo, dado que un aumento en la actividad física diaria requiere una mayor ingesta de proteína, y estas personas estarían ayudando a cubrir este requerimiento de forma espontánea. Además, tras un programa de pérdida de peso de seis meses, las personas no redujeron su motivación relacionada con la dieta o el ejercicio, especialmente las mujeres”, añade Cupeiro.

A la pregunta de cuál de los ejercicios son los que más pueden ayudar a perder peso, la coautora lo tiene claro: “Aquél que le guste a la persona y que le motive a seguir y a no dejarlo, ya que los efectos del ejercicio en la pérdida de peso se ven a largo plazo”. Según la experta, “no sirve de nada plantear un ejercicio si no se va a hacer porque no gusta”. Con esto claro, la mejor opción siempre será “la combinación de ejercicios”. En nuestro estudio hemos visto que “cuanto más variado es el ejercicio mejores beneficios reporta en la salud”.

Entre los entrenamientos preferidos por la autora, está el HIIT (high intensity interval training), “denostado hace años pero que ahora está de moda”. Y no es para menos. Como comenta, “ya había atletas olímpicos que hacían este tipo de entrenamientos para mejorar sus marcas y rendimiento”. Y es que, “con el HIIT se puede conseguir un gasto energético elevado y quemar las mismas kilocalorias que en un ejercicio aeróbico, en mucho menos tiempo”. Hay que recordar que estos ejercicios suelen durante entre 20 y 30 minutos. Eso sí, la intensidad de los mismos es alta y, tal vez por eso, no es apta para todo el mundo.

Resultado de imagen de persona fit

Otro aspecto que hay que tener en cuenta a la hora de planificar entrenamientos es la fuerza. “Hay beneficios asociados en la salud si introducimos en nuestra rutina la fuerza”, recuerda. Esto “genera un aumento de la masa muscular lo que, a su vez, puede aumentar el gasto energético. Mantener el tejido muscular puede hacernos bajar de peso”.

Vía Cuidate Plus.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Salud

Pilates en suelo o con máquinas: ¿cuál es mejor?

Publicada

on

por

El Pilates es un método de entrenamiento físico con distintos beneficios para la salud (tonificación muscular, mejora de las articulaciones y dolores de espalda, mayor flexibilidad y equilibrio, entre otros) que requiere la supervisión de un profesional especializado para evitar lesiones, según explican las distintas fuentes consultadas por CuídatePlus.

“Su finalidad es el autoconocimiento del cuerpo, entender cuál es el funcionamiento correcto de cada articulación, lo que permite obtener de el máximo rendimiento”, señala Susana Rodríguez, responsable de Sanepilates y colegiada del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid. En su opinión, con el Pilates, además de realizar un trabajo corporal, se consigue “una actividad cognitiva o mental basada en la concentración para conseguir el control del cuerpo”.

Para Laura Bonilla, fisioterapeuta y profesora de pilates en la Clínica Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, el pilates es un tipo de ejercicio físico que precisa personal cualificado en el campo de la biomecánica corporal para enseñar su correcta ejecución. “Al contrario que en otras disciplinas que se centran en el trabajo muscular analítico, el método pilates abarca el fortalecimiento de la musculatura profunda, incluyendo globalidad en sus ejercicios, realizando al mismo tiempo el trabajo articular y muscular”, detalla Bonilla.

En esta línea, desde el Centro de Fisioterapia Clara Miranda de Zaragoza consideran que el Pilates ya sea en el suelo o en máquinas es una herramienta muy valiosa en el ámbito de la rehabilitación, así como “una actividad muy aconsejable para mejorar la calidad de vida sin importar la edad y la condición física ya que tiene la enorme ventaja de poder ser adaptado a cada paciente y sus circunstancias”.

Ventajas y desventajas del Pilates en suelo
Sobre qué ventajas tiene el Pilates en el suelo en comparación con el que se realiza en máquinas, Bonilla comenta que es una actividad más económica y accesible, ya que el pilates en máquinas solo está disponible en gimnasios y clínicas de fisioterapia. “El Pilates en suelo es mucho más accesible porque hay mayor cantidad de superficies que ofertan esta especialidad”, apunta. Desde el Centro de Fisioterapia Clara Miranda coinciden en que el Pilates en suelo es más barato, requiere menos materiales y puede realizarse en casa porque solo se necesita una colchoneta y un espacio no muy amplio. “Además, se suele realizar en grupos más amplios de personas que el Pilates de máquinas que requiere normalmente de una mayor individualización”, añaden.

En cuanto a las desventajas del Pilates en suelo, este centro explica que no es tan útil en ejercicios de rehabilitación dado que no se dispone de los muelles propios de las máquinas que facilitan la ejecución de los ejercicios. “El Pilates en el suelo podría considerarse más agresivo para el organismo pues, a diferencia de la máquina, que prácticamente posiciona el cuerpo del sujeto, en el suelo supone un trabajo mental y físico mayor para saber en todo momento cómo estamos posicionados”, especifica Bonilla.

Por su parte, Rodríguez aclara que tanto el Pilates de suelo como el de máquinas no son ejercicios distintos, sino un mismo método que evolucionó con la incorporación de nuevos aparatos para facilitar la realización de los ejercicios. “Lo ideal es la complementariedad de ambos y seleccionar los ejercicios más adecuados de cada modalidad según la necesidad de cada persona”, sostiene esta fisioterapeuta.

Pilates con máquinas

Ventajas y desventajas del Pilates con máquinas
Con respecto a qué ventajas tiene el Pilates en máquinas en comparación con el pilates en suelo, similar al que se puede hacer en casa, es la variedad de ejercicios, la intensidad y el seguimiento individualizado por profesionales, tal y como aseguran los expertos consultados por CuídatePlus. “El trabajo de Pilates con máquinas permite ampliar la variedad de ejercicios del repertorio suelo haciendo las clases más estimulantes”, indican desde Clara Miranda. Asimismo, este centro considera que con las máquinas “también se pueden poner distintas resistencias de trabajo adecuadas según el nivel de la persona o facilitar la ejecución de ciertos ejercicios usando diversos muelles aprovechando la fase excéntrica o de vuelta del muelle”.

Para la profesora de pilates en la Clínica Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, una de las ventajas del Pilates con máquinas es que “los grupos son más reducidos, por lo que hace mucho más sencillo el seguimiento del instructor de manera individualizada, pudiendo realizar las correcciones pertinentes de manera mucho más accesible”. A su juicio, esta modalidad facilita el seguimiento de personas con diferentes niveles en una misma clase porque con la modificación de las resistencias, un mismo ejercicio puede ser realizado favoreciendo o dificultando su intensidad por distintos alumnos.

Y, ¿qué inconvenientes presenta el Pilates en máquinas con respecto al pilates que podemos hacer en casa con una colchoneta? “La desventaja real de los aparatos es que el método Pilates con máquinas precisa más espacio y tiene un coste más elevado”, responde Rodríguez. En este punto, Bonilla comparte esta afirmación y recalca que “para impartir clases de Pilates con máquinas se necesitan unas instalaciones con espacios más amplios y la adquisición de las propias máquinas de pilates que encarecen su precio”, por tanto, esta modalidad solo “está disponible en centros muy especializados”.

En cuanto a los contras del Pilates con máquinas, el centro Clara Miranda señala que “depende de cómo coloquemos las resistencias, también puede suponer una ejecución más compleja con una mayor activación muscular y, por tanto, puede conllevar un mayor riesgo de lesión si no se ejecutan correctamente”.

Cómo elegir la mejor opción
Una vez analizados los pros y contras de cada modalidad, ¿qué tipo de Pilates es más adecuado para cada persona? En términos generales, las fuentes consultadas argumentan en que lo ideal es mezclar ambas modalidades y, en caso de optar por el pilates con máquinas, es necesario controlar los ejercicios básicos en el suelo, así como el movimiento del cuerpo. “Es imprescindible enseñar al sujeto los principios básicos en el suelo y tener controladas ciertas nociones de la ejecución de los ejercicios principales antes de poder pasar a trabajar en máquinas”, aconseja Bonilla y matiza: muchos centros especializados en el método Pilates alternan ambas clases, sacándole mayor partido a los beneficios globales y específicos de cada modalidad.

Para la portavoz del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, el Pilates con máquinas “aporta más beneficios a las personas rígidas, facilitando el estiramiento de sus músculos a través del trabajo excéntrico que se realiza con los muelles”, mientras que ejercicios de suelo favorecen más a las personas laxas, obligándolas a desarrollar más su estabilidad”. En su opinión, el uso de máquinas no está indicado en niños o adolescentes que no han finalizado su crecimiento, ya que la presión de los muelles sobre sus articulaciones puede ser excesiva.

Mujer haciendo pilates

¿Cuántos días a la semana?
Sobre cuánto tiempo a la semana se debe practicar este ejercicio para disfrutar de sus beneficios, según el centro Clara Miranda lo recomendable son tres días a la semana de forma no consecutiva: “Si se realizan otras actividades deportivas, se puede combinar con éstas y, en este caso, con uno o dos días a la semana sería suficiente”, especifican. En cambio, Rodríguez indica que el tiempo dependerá de si se trata de clases colectivas o individuales: “en el caso de las clases individuales, nuestra experiencia nos muestra buenos resultados con tan sólo una sesión semanal, aunque realizar dos sesiones semanales no genera perjuicio alguno”, comenta. En su experiencia, cuando se trata de clases colectivas la recomendación es de dos sesiones semanales de una hora aproximadamente. Por su parte, Bonilla coincide en que dos días a la semana puede ser una rutina óptima, aunque advierte que depende de los objetivos, las necesidades y las preferencias de cada persona.

Vía Cuídate Plus.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Salud

¿Es seguro el sexo a través de aplicaciones móviles y redes sociales?

Publicada

on

por

Las relaciones personales y los contactos sexuales han experimentado un enorme cambio con el uso de aplicaciones móviles para ligar y redes sociales en los últimos años. Este tipo de plataformas facilitan conocer a muchas personas y mantener distintos encuentros sexuales en un corto periodo de tiempo. Pero, ¿es seguro el sexo a través de aplicaciones móviles y redes sociales? Para Gema García Gálvez, sexóloga, ginecóloga y responsable de la Unidad de Sexología Médica del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, los riesgos son los mismos que cuando se conoce a una persona en otro contexto social.

“No hay ninguna diferencia por el hecho de usar una aplicación social para contactar con un desconocido, es decir, estamos expuestos a los mismos riesgos y debemos tomar las mismas precauciones que si el contacto es con una persona que conocemos en la barra de un bar”, explica a CuídatePlus esta especialista.

En este punto, García reconoce que existen ciertas aplicaciones más enfocadas tener encuentros sexuales de forma esporádica que a conocer una persona, aunque advierte que “no debemos tener prejuicios que relacionen redes sociales con un mayor grado de promiscuidad, ya que depende de los valores de cada persona”.

Al respecto, hace unos meses el Ayuntamiento de Sevilla ha lanzado la campaña “Volverán los besos…sin ITS” subrayando que el incremento de los contactos sexuales a través de las redes sociales está asociado con el aumento de las infecciones de transmisión sexual (ITS). Desde esta campaña indican que el uso de redes sociales para tener sexo, unido con la relajación en cuando al uso del preservativo, son algunas de las razones que explican el incremento de casos de estas patologías.

Aumento de infecciones de transmisión sexual (ITS)
“Nos hemos relajado en el uso del preservativo masculino y femenino, de hecho, han aumentado los casos de clamidia, gonorrea y sífilis”, García. Así lo pone de manifiesto el último informe de Vigilancia Epidemiológica de las Infecciones de Transmisión Sexual en España del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Según los últimos datos publicados en este documento, el incremento de estas enfermedades se ha mantenido en los últimos diez años.

En este sentido, la responsable de la Unidad de Sexología Médica del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid alerta que con las relaciones sexuales sin protección también facilitan el contagio del virus del papiloma humano (VPH) relacionado con el desarrollo de cáncer de útero y cáncer anal en mujeres y hombres que tienen relaciones con otros hombres. “Estamos muy centrados en el coito, pero debemos tener en mente que, si realizamos otras prácticas sexuales como el sexo anal o el sexo oral y se eyacula, el virus se transmite igualmente, lo que ocurre es que es más difícil su diagnóstico porque si sufres verrugas en la faringe pueden pasar desapercibidas porque no es una zona que se explore”, detalla García. Asimismo, esta especialista apunta que a veces las aftas o llagas en la boca que aparecen de forma repetida pueden ser el primer síntoma de una ITS.

“En líneas generales debemos trasmitir que, si tus experiencias sexuales son con parejas distintas, el riesgo a contraer una ITS es mayor y hay que usar siempre preservativo o film de protección en el caso de la boca”, recomienda García y añade: “Es verdad que la sexualidad es cada más libre, las relaciones sexuales se inician a edades más tempranas y el preservativo no es sexy, por lo que nos hemos relajado en su uso”.

Y ¿cómo concienciar de forma efectiva a los más jóvenes? “El mejor canal para llegar a ellos son las redes sociales porque es su forma de comunicarse, por ello, sería interesante que hubiera perfiles fiables de profesionales de la salud y perfiles institucionales que emitiesen mensajes sencillos a través de entrevistas, contenido audiovisual e interactivo porque actualmente cuando se habla de sexualidad en redes sociales se hace desde el punto de vista de la diversión y venta de productos pero no desde la diversidad, la violencia de género y otras problemas relacionados con la sexualidad”, responde.

Consejos para usuarios de aplicaciones móviles para ligar
Los encuentros a través de aplicaciones móviles o redes sociales tienen otro factor de riesgo: los peligros asociados a exponerse ante un desconocido. En este sentido, se puede producir situaciones desagradables e incluso relaciones sexuales no consentidas. Al respecto, García recomienda tener las cosas claras y establecer unos límites verbales con la otra persona para tener muy claro qué quieren cada uno. “Este tipo de aplicaciones dan cierto respeto porque puede haber perfiles que pueden ser peligrosos, lo mejor es moverse en un ámbito con conocidos o ir con calma: evitar que el primer encuentro sea de carácter sexual”.

Además, esta experta recuerda la importancia de utilizar la protección adecuada, incluso doble método para prevenir infecciones de transmisión sexual y embarazos no deseados.

WhatsApp: cómo chatear con un número de teléfono sin tenerlo en tu agenda  de contactos

Por otra parte, esta sexóloga destaca que todo lo relacionado con la sexualidad esporádica requiere una gran madurez emocional: “Es una forma legítima de vivir el sexo, pero puede crearte ciertos traumas emocionales si eres una persona inmadura”, comenta. A su juicio, el sexo es placentero y divertido, pero requiere de un cierto grado de intimidad y respeto hacia la otra persona, elementos que veces chocan con los referentes que se tienen del cine porno. “Es importante la educación sexual antes de consumir este tipo de opciones sexuales para saber cómo enfocarlo a nivel emocional”, puntualiza.

Vía Cuídate Plus.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Salud

Tomar café antes de entrenar ayuda a quemar grasas.

Publicada

on

por

Todo el mundo, en mayor o menor medida, conoce los efectos del café sobre el organismo. Esta “sustancia alcaloide es psicoactiva por lo que activa el sistema nervioso central para responder ante los estímulos y, además, elimina los síntomas de somnolencia, incrementando el nivel de alerta”, describe a CuídatePlus Francisco J. Amaro-Gahete, profesor del Departamento de Fisiología de la Universidad de Granada y miembro del Grupo de Investigación Profith (Promoting Fitness & Health Through Physical Activity) UGR-Imuds (Unidad de Excelencia en Ejercicio, Nutrición y Salud.

Estas propiedades convierten al café en el producto estrella de los desayunos y las sobremesas, ya que ayuda a comenzar el día y a estar despierto para afrontar la tarde. Pero esta no es la única propiedad saludable del café. Otros beneficios demostrados son que “reduce el riesgo de mortalidad por todas las causas, de mortalidad por cáncer y de mortalidad cardiovascular y muy especialmente de diabetes y de cáncer de hígado”.

¿Y si además de todo esto el café ayudará a adelgazar? Un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad de Granada, señala que la cafeína no sólo nos ayuda a despertarnos y a estar más sanos sino que, además, puede ayudarnos a adelgazar, eso sí, asociado a la actividad física.

Como señala Amaro-Gahete, uno de los autores de esta investigación, en deportistas, “la cafeína se ha usado desde hace años para incrementar el rendimiento deportivo tanto en disciplinas aeróbicas como en disciplinas de fuerza y velocidad”. De hecho, “es una sustancia aprobada por los organismos y que se puede usar en competición”.

Las condiciones ideales
Y es que, infinidad de estudios avalan las propiedades de la cafeína en deportistas en relación a su consumo previo a la competición y en diferentes disciplinas. Sin embargo, hasta ahora no se había analizado el impacto de su ingesta en la pérdida de peso. “No hay estudios que analicen la influencia de la cafeína en la oxidación de la grasa tras la aplicación de una sesión de entrenamiento”, señala el autor principal del estudio.

La conclusión principal de este estudio es que la ingesta de cafeína (unos 3 mg / kg, es decir, el equivalente a un café bien cargado, en una persona sana) media hora antes de realizar ejercicio físico aeróbico o de fuerza aumenta notablemente la quema de grasa. Como matiza el autor, la cafeína ingerida “no tiene porqué proceder del café, sino que también puede obtenerse de otras bebidas como el té, la hierba mate o el guaraná”.

En el trabajo publicado en la revista Journal of the International Society of Sports Nutrition, los investigadores se plantearon averiguar si la cafeína, una de las sustancias ergogénicas más consumida en el mundo para mejorar el rendimiento deportivo, realmente incrementa la oxidación o “quema” de grasas durante el ejercicio.

Para ello, participaron un total de 15 hombres (de 32 años de edad media), que completaron una prueba de ejercicio cuatro veces en intervalos separados por siete días. Los sujetos ingirieron 3 mg / kg de cafeína o un placebo a las 8 de la mañana y a las 5 de la tarde (cada sujeto completó las pruebas en las cuatro condiciones en un orden aleatorio). Se estandarizaron estrictamente las condiciones previas a cada prueba de ejercicio (horas de ayuno, realización de ejercicio físico o consumo de sustancias estimulantes), y se calculó, en respuesta a la misma, la oxidación de grasas durante el ejercicio.

Para ello utilizaron un “sistema de calorimetría indirecta” con la que analizaron los gases y registraron la cantidad de oxígeno que tomaron durante el ejercicio así como la cantidad de dióxido de carbono que se produjo durante el mismo. A través de diferentes fórmulas los autores calcularon cuál era la oxidación de sustratos energéticos, de grasa y de carbohidratos, en cada uno de los individuos.

Los autores vieron que tras la ingesta de cafeína 30 minutos antes del ejercicio físico, “independientemente de la hora del día a la que se consumiera, había un incremento de la máxima oxidación de grasa” indica Amaro-Gahete. La pérdida de grasa existía tanto por la mañana como por la tarde, pero vieron que durante la tarde los resultados eran aún mejores, es decir, que el hecho de tomar la cafeína durante la tarde hacía que se quemara aún más grasa.

¿Por qué? Según Amaro-Gahete, “el propio ejercicio per sé produce una llamada descarga de catecolaminas, de hormonas tipo adrenalina, que nos activan y que, además, está relacionada con la lipolisis (proceso del organismo que degrada los lípidos ingeridos o almacenados en el tejido adiposo) y con la ruptura de triglicéridos, una acción que aumenta durante la tarde, lo que favorece una mayor quema de grasa”. Además, “la temperatura corporal es mayor por la tarde, lo que también ayudaría a la quema de grasa”. Sin embargo, como apunta el autor, “son todo hipótesis”.

El hecho de tomar la cafeína o el café cargado media hora del ejercicio tiene su explicación en la metabolización. Según informa Amaro-Gahete, “el tiempo que tarda en hacer su efecto oscila entre los 10 minutos y los 30, dependiendo de la persona”, apunta Amaro-Gahete.

Por tanto, las condiciones ideales para lograr la quema de grasas serían: tomar un café (o similar) bien cargado, 30 minutos antes del ejercicio, por la tarde y, a ser posible, con unas horas de ayuno. Tal y como indica el experto, “el hecho de desayunar o comer antes del ejercicio hace que aportemos hidratos de carbono (principal sustrato de energía) al organismo y que el cuerpo tenga una alta disponibilidad de ellos en el torrente sanguíneo y que sea más fácil llegar a ella”.

Ayunar tiene sus ventajas porque “la horas previas al ejercicio no se ha ingerido nada por lo que el remanente de glucosa que tenemos en la circulación es menor por lo que el cuerpo tirará de las reservas que tiene”. Según apunta el experto, “ayunar entre 3 y 4 horas antes del ejercicio e ingerir un café cargado media hora antes de su práctica por la tarde son las circunstancias ideales para oxidar más grasa”.

Es importante señalar que, aunque el estudio se realizó en hombres, las conclusiones del mismo se podrían extrapolar en mujeres, según indica el autor a CuídatePlus.

Vía Cuídate Plus.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Lo más leído