Connect with us

Salud

El Virus del Papiloma humano ¿en hombres?

Published

on

El Virus del Papiloma Humano (VPH) es una enfermedad de transmisión sexual que afecta tanto a hombres como a mujeres. En la mayoría de los casos es asintomática por lo que el portador ni siquiera sabe que la tiene a menos que llegasen a manifestarse algunos de los signos propios del VPH como puede ser la aparición de verrugas en las zonas genitales.

Se han estudiado más de 100 variedades de cepas del VPH de las cuales unas 30 están asociadas con un mayor riesgo de desarrollar cáncer.

En hombres, uno de los factores que incrementan el riesgo de contraer el VPH es la actividad sexual sin protección.

La forma de contagio es a través del contacto sexual, ya sea vaginal, anal u oral.

Si un hombre es muy activo sexualmente, incrementa el riesgo de contagio, especialmente si tiene varias parejas sexuales. Es por ello que se recomienda hacer una visita periódica al URÓLOGO para practicarse los exámenes especializados en caso de sospecha de ser portador del VPH.

La clasificación de las cepas del virus del papiloma humano abarca dos grandes grupos:

  • El grupo de bajo riesgo: es el más común y su manifestación suele ser la aparición de verrugas genitales, tanto en hombres como en mujeres.
  • El grupo de alto riesgo: es el menos común, pero si no se detecta a tiempo puede derivar en cáncer, en el caso de los hombres se desarrolla en pene y ano y en el caso de las mujeres en cuello uterino, vagina y ano.
  • Resultado de imagen para El Virus del Papiloma humano

Los hombres que tienen relaciones sexuales de tipo homosexual tienen 17 veces más probabilidades de desarrollar cáncer que los que mantienen relaciones sexuales heterosexuales, además de que tienen mayor probabilidad de sufrir casos graves de verrugas provocadas por el VPH.

Las personas infectadas por el VPH pueden ser portadoras aunque haya pasado mucho tiempo desde su última relación sexual y también es muy probable que nunca hayan tenido síntomas ni señales de la infección.

La mayoría de las infecciones por VPH desaparecen en el curso de 1 a 2 años ya que el sistema inmune las combate de manera natural.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE LA INFECCIÓN POR VPH?

La mayoría de personas que tienen infección genital por VPH no saben que están infectadas. El virus vive en la piel o en las membranas mucosas y generalmente no causa síntomas. A ciertas personas les saldrán verrugas genitales visibles o presentarán cambios precancerosos en el cuello uterino, vulva, ano o pene. En muy contadas ocasiones, la infección por VPH puede causar cáncer anal o genital.

verrugas genitales 1

Las verrugas genitales aparecen, por lo general, como elevaciones o masas suaves y húmedas, rosadas o de color de la piel, usualmente en el área genital. Las verrugas pueden ser planas o elevadas, únicas o múltiples, pequeñas o grandes y, en ciertos casos, tener forma de coliflor. Pueden aparecer en la vulva, la vagina o en el ano o alrededor de los mismos, en el cuello uterino y en el pene, en el escroto, en la ingle o los muslos. Las verrugas pueden aparecer semanas o meses después del contacto sexual con una persona infectada o puede que no aparezcan.

Resultado de imagen para El Virus del Papiloma humano

¿Qué medidas de prevención debo adoptar para prevenir el Virus del Papiloma Humano?

Aunque el virus del papiloma humano en hombres es una enfermedad de transmisión sexual para la cual no existe cura, existen varias precauciones que puedes tomar para disminuir el riesgo de contagiarte:

  • Usa condón cuando practiques el sexo vaginal, anal u oral. Sobre todo si tienes más de una pareja sexual.
  • Visita a un médico especialista en UROLOGÍA, por lo menos una vez al año para un chequeo general.
  • Una vez que inicies tu vida sexual deberás estar al pendiente de cualquier dolor, irritación, o aparición de verrugas en tu área genital.
  • Consulta con tu URÓLOGO la posibilidad de aplicarte la vacuna del VPH para hombres. Ésta será más efectiva si aún no tienes una vida sexual activa.
  • Mantén una dieta equilibrada y nutritiva y realiza algún tipo de ejercicio. Recuerda que mientras más fuerte sea tu sistema inmunológico, menos probabilidad tendrás de contagiarte del VPH.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Salud

Antinflamatorios naturales que debe conocer.

Publicada

on

por

Existen productos de la naturaleza que poseen maravillosos efectos para tratar la inflamación sin causar efectos secundarios. Usted puede disminuirla y encontrar el alivio que desea con alimentos que contengan propiedades antinflamatorias. A continuación, algunos que pueden ser muy útiles.

Antinflamatorios que le ayudarán

Lino o linaza: pertenece a los remedios naturales más destacados por su alto contenido en omega 3. Se pueden consumir directamente dos cucharas de esta semilla o combinarla con sus comidas habituales.

Brócoli: ayuda a bajar la inflamación gracias al antioxidante quercetina y, además, es muy efectivo para prevenir enfermedades cancerígenas.

Cúrcuma: cuenta con un componente llamado curcumina, el cual es altamente beneficioso, ya que contribuye a descongestionar el organismo. Por ello, se aconseja a personas que sufren este mal, así como a quienes padecen de fibromialgia, reumatismo, dolores y fatiga crónica.

Puede tomarse en forma de extracto, comprimidos o cápsulas o, bien, incluirla en el menú diario.

Arándanos: están repletos de antioxidantes y a ellos se deben sus propiedades antinflamatorias. Son frutas pequeñas y dulces, fáciles de incluir en las comidas: pueden comerse frescos, congelados o secos, y llevarse en el bolso como un snack.

Piña: combate la coagulación de la sangre, es decir, ayuda a regular la respuesta inmune que con frecuencia crea la indeseada hinchazón.

Ajo: es un aliado al momento de eliminar líquidos y toxinas. Ofrece propiedades antibacterianas, antivirales, antifúngicas y antioxidantes. Su efecto terapéutico proviene de sus compuestos de azufre.

Canela: es una de las especias más recomendadas en casos de retención de líquido. Además, es efectiva en casos de bronquitis y enfermedades gastrointestinales.

Ahora ya sabe qué alimentos incorporar a su dieta, no son tan rápidos y eficaces como una pastilla, pero son más sanos.

Vía 800Noticias.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Salud

¿Qué es la triquinosis y cómo afecta tu organismo?

Publicada

on

por

La triquinosis es una infección parasitaria. En concreto, está causada por un nematodo, que son una especie de gusanos de cuerpo cilíndrico y no segmentado. Necesitan un huésped para vivir y reproducirse.

El nematodo que produce esta patología, tal y como explica el Manual MSD, es Trichinella spiralis o cualquier otro del género Trichinella. Suelen infectar animales carnívoros u omnívoros, como los cerdos o los jabalíes.

Según afirma un estudio publicado en Offarm, la triquinosis es una infección frecuente. Sobre todo en países en los que se come carne de cerdo cruda o poco cocinada. Esto hace que haya muy pocos casos en sitios de Oriente, ya que alimentarse del cerdo está prohibido por motivos religiosos.

En España, por ejemplo, la mayoría de los casos se sitúan en zonas de montaña. Esto se debe a que es frecuente cazar jabalíes y cerdos y alimentarse de ellos. No es carne industrializada que haya pasado algún control sanitario.

La triquinosis se desarrolla al ingerir carne que contiene larvas del parásito. En los siguientes apartados explicaremos con más detalle cómo se produce la infección.

Carnes crudas.

Síntomas de la triquinosis

Los síntomas tempranos son aquellos que aparecen en las horas posteriores a haberse alimentado con carne contaminada. La causa es el desarrollo de larvas en la pared del intestino delgado.

Por eso suele haber dolor abdominal y diarrea. También son frecuentes las náuseas y los vómitos. Puede haber fatiga, estado febril y calambres abdominales.

Síntomas de gravedad

Si las larvas de la triquinosis atraviesan la pared intestinal acaban accediendo al torrente sanguíneo. Esto permite que puedan trasladarse a otros tejidos. Por ejemplo, es frecuente que invadan el tejido muscular. Estos síntomas suelen aparecer entre 1 y 8 semanas después de la infección.

En este momento se presenta dolor y sensibilidad muscular, más intenso en los músculos respiratorios y en aquellos que se encargan de la masticación y deglución. También hay fiebre alta, dolor de cabeza y sensibilidad a la luz.

Algunas personas experimentan una erupción cutánea que no produce picor. Del mismo modo, la cara y los párpados suelen hincharse. Otro signo usual es la conjuntivitis.

Causas de la triquinosis

La triquinosis es una enfermedad parasitaria. Se produce al ingerir carne que está infectada por larvas del nematodo del género Trichinella. Es decir, primero este parásito infecta al animal y luego nosotros nos alimentamos de él.

Ocurre, sobre todo, con la carne de cerdo, de jabalí y de caballo. El parásito es muy sensible a la temperatura, por lo que es una patología que se puede evitar cocinando bien dicha carne.

En realidad, las carnes suelen contener quistes. Cuando estos quistes llegan al estómago son degradados por los jugos gástricos. Allí las larvas se liberan y alcanzan el intestino para reproducirse. Además, se adentran en la pared intestinal y alcanzan el torrente sanguíneo.

Factores de riesgo

Se han identificado una serie de factores de riesgo para sufrir triquinosis. El principal es alimentarse de carne cruda o que ha sido preparada de forma incorrecta. También aumenta la probabilidad el hecho de consumir carne procedente de animales salvajes.

Esto se debe a que, al alimentarse de un animal cazado, no se somete a ningún tipo de medida de salud pública. Otro factor de riesgo es vivir en zonas rurales, ya que son los lugares en los que más se crían cerdos o se cazan jabalíes.

Cerdo en un corral que podría tener triquinosis.

Tratamientos disponibles

En la actualidad, la mayoría de los casos de triquinosis no son graves. Los síntomas suelen mejorar al cabo de unos meses. El problema es que algunos, como la debilidad muscular o el dolor, pueden prevalecer.

Según explica el Manual Merck, una de las principales opciones de tratamiento son los fármacos antiparasitarios. Los más empleados son albendazol y mebendazol. Permiten eliminar los gusanos maduros, por lo que resultan de más utilidad al comienzo de la infección.

Los analgésicos, como los antinflamatorios no esteroideos (AINEs), pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación muscular. Sin embargo, si la inflamación es muy grave se prefiere emplear corticosteroides.

La triquinosis se puede prevenir

Lo que debemos tener presente es que la triquinosis es una infección causada por un parásito. Se suele producir al comer carne cruda o poco cocinada procedente de cerdos, jabalíes o caballos, entre otros.

Por eso existen medidas muy sencillas de evitar la triquinosis. Lo ideal es no consumir animales salvajes que no han pasado un proceso de calidad sanitaria. También es fundamental evitar comer carne poco cocinada y no mezclar las carnes entre sí.

Otra forma sencilla de desinfectar o conservar es congelando. Es necesario hacerlo, al menos, durante 3 semanas para poder eliminar los parásitos.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Salud

Trucos para combatir la vista cansada.

Publicada

on

por

La vista cansada, o presbicia, es una evolución natural de los ojos a partir de los 40 o 45 años, aunque también puede ocurrirle a personas más jóvenes. Cuando se tiene dificultad para enfocar los objetos que están cerca, es porque se tiene la vista cansada. Ello ocurre porque el cristalino, que se encuentra situado entre el iris y delante del humor vítreo y cuya función es enfocar los objetos situados a distintas distancias, pierde su elasticidad.

Las personas que padecen presbicia, o vista cansada, alejan los objetos estirando los brazos para poder enfocarlos mejor. La vista cansada también provoca dolor de cabeza, picor y/o enrojecimiento en los ojos, cansancio y se tiene la necesidad de contar con luz al hacer cosas como leer, coser o cualquier otra actividad que requiera un enfoque del ojo. Para mejorar tu bienestar y cuidar tus ojos, descubre cómo combatir la vista cansada de forma natural, a continuación.

Cómo evitar la vista cansada de forma natural

Al ser una evolución natural por el envejecimiento de los ojos, la vista cansada o presbicia no se puede evitar, pero sí se puede aliviar y combatir realizando algunos ejercicios. Por lo general, las personas que padecen presbicia necesitarán, a la larga, utilizar gafas graduadas que combatan esta situación. Las gafas que se utilizan para la vista cansada pueden ser bifocales, monofocales o progresivas. Es importante descansar la vista unos 15 minutos cuando se empieza a notar los síntomas, que ya no es posible enfocar bien los objetos que están cerca.

Realiza ejercicios oculares

Existen varios ejercicios que se pueden realizar para combatir la vista cansada, antes de empezar a hacerlos es necesario relajar todos los músculos de la cara. Ello se puede conseguir realizando todo tipo de muecas con la finalidad de mover todos los músculos de nuestra cara, incluyendo la lengua. Siempre es necesario consultar con un especialista cuando los sítomas sean molestos.

Otro de los ejercicios para evitar la vista cansada consiste en mirarse la nariz. Al ponernos bizcos para mirar la punta de nuestra nariz, se trabajan los músculos oblicuos del ojo. Al principio puede resultar algo doloroso, con más práctica será mejor. No se debe hacer durante más de 15 segundos sin descansar. También puedes realizar círculos con los ojos.  Empezaremos mirando hacia un lado y terminaremos mirando hacia el lado opuesto haciendo un círculo lo más perfecto posible con los ojos. Del mismo modo que cuando se mira la punta de la nariz, al principio puede ser algo doloroso pero con la práctica resulta más fácil.

Aplica una rodaja de patata o de pepino

Colocando una rodaja de patata o de pepino sobre cada ojo durante quince minutos, conseguirás que se deshinchen tus párpados, el enrojecimiento disminuirá y les aportarás humedad. Las rodajas deben estar frías. También puedes colocar una gota de aceite de ricino sobre cada ojo (siempre bajo consejo oftalmológico), el aceite de ricino aliviará el cansancio de los ojos.

Cuida tu alimentación

Además de los remedios naturales para combatir la vista cansada que existen, ingerir alimentos que contengan vitaminas A, B y C supone otra de las mejores soluciones. Reduce el consumo de cafeína, y recuerda consultar también cualquier duda que tengas con tu médico o nutricionista.

Prueba con el hinojo

El hinojo calma la irritación ocular y previene infecciones. Colócate sobre los ojos durante unos minutos una gasa empapada en el agua que vas a utilizar para hervir las semillas y sentirás cómo se alivia tu vista cansada. La manzanilla y el té también alivian los ojos cansados, puedes colocar una bolsita ya usada en tus párpados durante unos minutos.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Lo más leído