Connect with us

Economía

EFE: En Venezuela se necesitan 4.000 años de trabajo para comprar una casa.

Published

on

La caraqueña Carmen Hurtado se ilusiona cada vez que alguien se aproxima a su improvisado puesto de venta de muñecos porque, con cada transacción, está más cerca de su sueño de tener casa propia, una meta casi imposible de alcanzar en Venezuela, donde, una persona que perciba el salario mínimo tardaría 4.000 años en poder acceder a una vivienda propia.

A sus 45 años, esta docente universitaria vive en la casa de un familiar en el deprimido barrio caraqueño de San José, más conocido por una historia de violencia y venganza cantada por un grupo de rap local que por alguna otra cosa.

«Menos de un dólar», dice con una sonrisa que esconde vergüenza cuando Efe le pregunta sobre sus ingresos como profesora. Luego duda y hace cálculos mentales que, sin embargo, le regresan el mismo monto.

«Sí, (gano) menos de un dólar como docente», insiste.

En los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), la ONU explica que la pobreza extrema es medida por un ingreso diario inferior a 1,25 dólares estadounidenses.

Hurtado no está ni cerca de estos ingresos -reconoce- por cuanto vive bajo el umbral de la pobreza extrema pese a su empleo como docente universitaria.

Así, esta caraqueña necesita más de 4.000 años de ahorro continuo para comprar un viejo y modesto apartamento de unos 50.000 dólares en Caracas, una ciudad que no escapa a la crisis de servicios públicos que padece Venezuela.

Son, exactamente, 4.166 años de ahorro por un apartamento en el que no tendrá agua corriente la mayoría del tiempo, en el que el suministro de gas será irregular.

Es por ello que esta profesora universitaria busca «alternativas», como la venta de muñecos de tela que ella misma fabrica y que espera le permita completar sus ingresos mensuales.

Aunque, de igual manera, es poco lo que ha podido ahorrar en el último par de meses, cuando comenzó a vender muñecos y dictar talleres para enseñar a niños de escasos recursos a crear sus propios juguetes.

«Pero llegará el momento en que lo voy a lograr -comprar una casa propia-, claro que sí», dice esperanzada.

¿UNA AFORTUNADA?

Como auxiliar de farmacia, la venezolana Liz Orta gana unos 35 dólares mensuales, unos ingresos que le permiten sentirse, en algunos casos, «afortunada».

Afortunada porque cada mes tiene un dinero que le permite llevar alimentos a la casa de sus suegros, donde vive con su esposo y dos de sus tres hijos. Afortunada, también, porque no está en el paro como muchos de sus vecinos y familiares.

Al igual que Hurtado, esta mujer de 39 años sueña con un casa propia donde vivir con su familia. Un techo al que llamar suyo. «Yo estoy en una asociación para (gestionar) viviendas, pero tengo ahí 20 años y todavía no me han dado respuesta de mi vivienda», dice Orta a Efe.

Sus ingresos apenas le alcanzan para comer, pero cuando se atreve a soñar, Orta se ve junto a su familia en un apartamento de una céntrica zona de Guarenas -una ciudad satélite cercana a Caracas- conocida como El Torreón.

«No tengo ni idea (de cuanto cuesta un apartamento ahí) porque sé que los ingresos no me van a alcanzar (para comprarlo) y ni siquiera me ocupo. ¿Para qué si no me alcanza?», señala.

Un agente inmobiliario que prefiere el anonimato le dice a Efe que los apartamentos de entre 20 y 30 años de antigüedad se venden por 25.000 dólares en esta zona.

Orta tendría que juntar todos sus ingresos mensuales durante más de 55 años para comprar la vivienda que tanto desea para su familia.

En comparación con la empresa imposible de Hurtado, Orta es una afortunada.

UN PAÍS SIN CRÉDITO

Hace una década, el Gobierno del entonces presidente Hugo Chávez (1999-2013) solía exhibir con orgullo datos de las varias decenas de millones de dólares que los bancos públicos y privados prestaban a los ciudadanos para comprar casas, vehículos o levantar pequeñas empresas.

El Gobierno establecía una cartera obligatoria que, en ocasiones, llevaba a la banca a ser quien propusiera a los ciudadanos créditos para el consumo, remodelar viviendas o hasta comprar casas.

Pero el crédito en Venezuela desapareció hace más de un lustro, cuando la crisis tomó forma y la inflación se elevó de forma exponencial.

Es por ello que ni Hurtado ni Orta recurren a la banca para comprar bienes inmuebles, como hacen los trabajadores de cualquier país del mundo.

Hurtado ríe cuando Efe le pregunta por la posibilidad de solicitar un crédito, y no solo porque sus ingresos podrían llevar a la banca a considerarla una cliente de riesgo, sino porque sabe que la herramienta no existe en Venezuela.

Con su tarjeta de crédito, que nunca lleva consigo porque no le permite comprar nada, no paga ni siquiera un café. Orta, entretanto, no ha pensado nunca en solicitar un crédito.

Ella cree que tendrá un no como respuesta, o que apenas recibirá un microcrédito que no la acercará a la meta de tener vivienda propia.

OTRA VEZ LA HIPERINFLACIÓN

El economista Ángel Alvarado asegura a Efe que la alta inflación, un indicador que al que la oposición de Venezuela suele anteponer el prefijo «hiper», es el mayor de los males de la economía del país caribeño.

«No hay crédito por la hiperinflación», dice Alvarado en una conversación telefónica con Efe. «Cuando la hiperinflación existe ¿Quién ahorra? Nadie. Entonces ¿Quién puede pedir prestado? Nadie», agrega después de explicar que un crédito es un mecanismo a través del cual la banca pone en contacto a los ahorristas y los prestatarios.

Alvarado forma parte de una oficina de análisis económico que responde al líder opositor Juan Guaidóy que ubicó en 3.713 % la inflación de 2020, muy por encima de los 2.959,8 puntos que reportó el Banco Central.

«La hiperinflación es muy dañina porque acaba con el salario, con el consumo y también con el crédito», insiste el economista.

Con este panorama, señala, los más vulnerables no tienen opciones para cambiar sus realidades individuales en el corto o mediano plazo. Es por ello que algunos, como la profesora Hurtado, necesitan más de 4.000 años de trabajo para comprar una casa en Venezuela.

#EFE.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Economía

La pandemia dio a luz un nuevo consumidor en Latinoamérica.

Publicada

on

por

La pandemia de la covid-19 ha dado a luz un «nuevo consumidor» en América Latina, con hábitos diferentes en cuanto al lugar y el momento de comprar y una preferencia por tecnologías de pago más seguras frente a la covid-19.

La tercera ronda del estudio de Visa sobre las Preferencias de los Consumidores durante COVID-19 en América Latina y el Caribe, de diciembre del 2020, revela que casi la mitad de los consumidores están comprando en línea una o varias veces al mes y un 71 % espera continuar su actual frecuencia de compras en línea.

Además, un 78 % espera usar nuevas tecnologías de pago para comprar en el futuro, según los resultados de la encuesta realizada en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y República Dominicana por la compañía líder en pagos digitales.

De hecho, cuando se les preguntó a los encuestados por sus diez últimos pagos, un 48 % dijo que había utilizado tarjetas sin contacto, billeteras digitales o accesorios inteligentes, más del doble que en abril de 2020 (23 %).

EL NUEVO CONSUMIDOR

«Los cambios en el comportamiento del consumidor provocados por la pandemia, que antes parecían temporales, se están volviendo permanentes y están dando lugar al surgimiento de un nuevo consumidor», señala Vanesa Meyer, vicepresidenta de Innovación para Visa América Latina y el Caribe.

De acuerdo con los resultados del estudio, los consumidores  están experimentando fatiga a causa de la pandemia y, a pesar de la preocupación por la salud, se están aventurando a salir más.

Para el 83 % de los encuestados su lugar preferido para salir de compras es el supermercado. En segundo lugar están las grandes tiendas y en tercero las instituciones financieras.

Según la encuesta, el gasto de los consumidores también se ha incrementado: un 66 % declara haber gastado lo mismo o más en los últimos tres meses, comparado con el 49 % de julio del 2020.

«Los consumidores están aprendiendo a navegar en un entorno más dinámico y fragmentado. Salen más y buscan formas más seguras e inteligentes de comprar y pagar», indica Meyer.

EL DECLIVE DEL PAGO FÍSICO

Al igual que el efectivo, cualquier otra forma física de pago está experimentando una disminución en el uso, mientras por el contrario se da una tendencia hacia los pagos sin contacto.

En noviembre del 2020, la región alcanzó una penetración de las transacciones Visa sin contacto superior al 15 %, lo que significa un crecimiento interanual de más del 130 % con respecto a noviembre del 2019.

Mirando hacia el futuro, según la encuesta, un 58 % dijo estar dispuesto a usar mensajería instantánea u otras plataformas de redes sociales y un 42 % la biometría cuando esas opciones estén disponibles.

El 25 % probaría la criptomoneda, un 22 % soluciones de internet de las cosas y un 10 % realidad virtual o realidad aumentada.

«Con las billeteras digitales ganando terreno en la región y la biometría ganando confianza, estamos viendo un consumidor que está muy abierto a nuevos canales de compra y novedosas formas de pago. Un consumidor que se empodera al entrar y salir cómodamente de los entornos de pago digital en la nube», agregó Meyer.

CONFIANZA Y SEGURIDAD

Eduardo Coello, presidente regional de Visa en América Latina y el Caribe, explicó que el comercio electrónico y digital requiere de la confluencia de tecnología y confianza de los consumidores y comercios para poder seguir creciendo.

«Nuestra tecnología está para ayudarlos a realizar compras con confianza. Por ejemplo, con los servicios de tokenización ofrecemos las herramientas más efectivas para la protección del fraude en las transacciones con dispositivos digitales y la mejora de la experiencia del usuario en las transacciones digitales».

La tokenización de los pagos es el proceso que reemplaza el número de cuenta tradicional de una tarjeta con un token digital único en las transacciones en línea y con dispositivos móviles.

Esta tecnología innovadora está creciendo en adopción, y ya está incorporada en más de la mitad de las credenciales de pago Visa en América Latina y el Caribe, según Coello.

Por otro lado, un estudio de Visa Consulting & Analytics (VCA) reveló que en la región de América Latina y el Caribe muestra un crecimiento de las transacciones en línea y de las transacciones de débito en el 2020, el año del inicio de la pandemia.

El porcentaje de transacciones en línea sobre el total de transacciones de Visa creció 5 puntos porcentuales y el de transacciones de débito 4 puntos si se compara diciembre de 2019 y diciembre de 2020.

El análisis también identificó que en la región de América Latina y el Caribe, la cantidad de transacciones de tarjetahabientes relacionadas con productos digitales se duplicó en diciembre del 2020 en comparación con diciembre del 2019.

Las transacciones de productos digitales incluyen compras relacionadas con juegos, aplicaciones, películas, streaming de TV y libros electrónicos.

Los países en la región que registraron los mayores aumentos en la cantidad de transacciones de productos digitales en comparación con el año anterior fueron México, Bolivia y Honduras.

Visa habilita los pagos digitales en casi 70 millones de puntos de comercio en todo el mundo.

#EFE.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Economía

Xi Jinping anuncia que China ha erradicado la pobreza extrema.

Publicada

on

por

El presidente chino, Xi Jinping, declaró hoy que el país ha concluido su titánica tarea de erradicar la pobreza extrema, uno de los proyectos estrella del mandatario desde que llegó al poder, tras sacar a 98,99 millones de personas de la miseria en los últimos ocho años.

«Hoy declaramos solemnemente (…) un completo éxito en la lucha contra la pobreza en el país», afirmó Xi en una ceremonia en el Gran Palacio del Pueblo de Pekín ante los miles de delegados que llenaban el auditorio.

Xi destacó que «las cuestiones de pobreza regionales se han resuelto» y que el país da por finalizada esta «ardua tarea», a la que se también se refirió como «otro milagro chino que pasará a la historia» y «un ejemplo a seguir» para otros países.

El mandatario indicó que 832 condados rurales y 128.000 pueblos salieron de la pobreza «bajo los actuales estándares» y remarcó que este objetivo se anuncia en 2021, año del centenario de la fundación del Partido Comunista de China (PCCh).

Durante el acto, Xi entregó medallas conmemorativas, placas y certificados a cuadros del PCCh que destacaron por su contribución a una causa glorificada como «un nuevo logro a la hora de adoptar las teorías del marxismo a las peculiaridades de China».

No en vano, el propio Xi ha recorrido decenas de aldeas empobrecidas desde que asumió el cargo de secretario general del PCCh en 2012 para dar prioridad a esta campaña que los medios oficiales erigen ahora como uno de los logros de su legado político.

En el programa han trabajado unos tres millones de personas y en los últimos ocho años ha contado con un fondo de unos 1,6 billones de yuanes (248.000 millones de dólares, 203.400 millones de euros), dijo hoy Xi.

Ahora bien, el presidente chino advirtió de que el plan no acaba aquí y que «aún hacen falta esfuerzos» para evitar que las personas beneficiadas «vuelvan a recaer a una escala mayor» o para «integrar los logros con el proceso de revitalización rural del país».

REALOJAMIENTOS Y REHABILITACIÓN DE VIVIENDAS

Xi precisó que, desde 2012, se han rehabilitado viviendas en las que residen más de 25,68 millones de personas y que más de 9,6 millones de chinos han sido reubicados desde las áreas más empobrecidas, en su mayoría situadas en regiones inhóspitas y montañosas del país.

Funcionarios locales consultados por Efe sobre el terreno aseguraron el pasado mes de septiembre que estos realojamientos son «voluntarios» y del todo «necesarios» para que los residentes tengan «agua, comida y un techo seguro y puedan progresar».

No obstante, organizaciones de defensa de los derechos humanos han criticado la ausencia de transparencia de los programas empleados para conseguir el objetivo y se preguntan si el Gobierno consultó a sus destinatarios o si las comunidades pudieron expresar libremente sus puntos de vista sin temor a represalias.

Otro aspecto que ha suscitado controversia es que el país asiático situó en 2019 el umbral de la pobreza extrema en 4.000 yuanes al año, lo que representa 1,6 dólares al día (1,3 euros), mientras que el baremo establecido por el Banco Mundial en 2015 es de 1,9 dólares al día (1,5 euros).

Sin embargo, los responsables de la Oficina de Reducción de la Pobreza china aseguran que el umbral del país calculado en poder adquisitivo real supone unos 2,2 dólares por día (1,8 euros).

ENSEÑANZA DEL MANDARÍN Y PROGRAMAS DE FORMACIÓN

El mandatario chino añadió hoy que la campaña ha permitido salir de la pobreza desde 2012 a 28 de las 55 minorías étnicas del país.

Las minorías étnicas también fueron objeto de los programas que tratan de promover la divulgación del uso del mandarín (el dialecto hablado en el norte), una de las prioridades del régimen comunista desde los tiempos de Mao Zedong.

Según el Ministerio de Educación del país asiático, alrededor del 80,72 % de la población china habla el «putonghua» -la «lengua común» oficial, basada en el mandarín-, aunque en algunas regiones donde residen minorías étnicas que utilizan otros idiomas o dialectos este porcentaje se reduce al 61,56 %.

Los proyectos impulsados por las autoridades comprenden también la mejora de las infraestructuras viales, la promoción del turismo ecológico o la puesta en marcha de programas de formación profesional.

Así, las autoridades diseñaron «intervenciones a medida», que pasan por detalles como decidir qué plantar, cultivar o a quién vender en función de sus ventajas comparativas.

Desde finales de la década de los setenta del siglo pasado, el país ha sacado de la pobreza a 770 millones de personas, de acuerdo con el umbral actual, aupado por las reformas económicas, en un periodo de tiempo en que su aportación a la economía mundial ha pasado del 1,5 % al 15,4 % actual.

China se fijó en 2012 el objetivo de acabar con la pobreza extrema para 2020, diez años antes de lo establecido por Naciones Unidas en sus Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Según el presidente chino, la erradicación de la pobreza ha sido posible con «un enfoque realista y pragmático» y gracias a «las ventajas políticas del sistema socialista, que puede agrupar los recursos necesarios para emprender grandes tareas».

#EFE.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Economía

Producción de carne se ubica en menos de 40% en el país.

Publicada

on

por

El presidente de Fedenaga, Armando Chacín, declaró al diario La Nación que la producción estimada de carne en el país es de 40 %. En cuanto a la leche refirió que se produce mucho menos del 35 % de la demanda nacional.

Chacin sostuvo que el tema de los insumos ha mejorado debido a que muchos productores agropecuarios van a los países vecinos y los traen de contrabando, o se las arreglan en las alcabalas y pasan los materiales, para así producir alimentos en Venezuela.

“En el mercado venezolano, los insumos están muchísimo más costosos que en el internacional. Ya no tenemos acceso a muchos materiales que se hacían en Venezuela. Muchos laboratorios, empresas, cerraron, ya no están en Venezuela, y eso de alguna forma encarece el producto”, afirmó el presidente de Fedenaga.

“Estamos tratando de trabajar lo más apegados a los temas que puedan parecer posibles, para por lo menos mantener la producción, usando lo mínimo, teniendo más cuidado en los gastos y costos de operación, para poder seguir adelante”, sostuvo.

Así mismo, aseveró Armando Chacín que los precios de producción de la carne y la leche no cubren las estructuras de costos.

En tal sentido, precisó que en este país hoy en día nada es subsidiado, ni siquiera la electricidad, tampoco los sueldos y salarios, porque “nosotros hemos tenido que hacernos cargo de los tendidos eléctricos agrícolas, y también se tiene que colaborar con cualquier cosa de mantenimiento que tenga que hacerse en los pueblos rurales donde se vive.

“La comida aumentó muchísimo. Los productores dan las tres comidas a los trabajadores y los sueldos, por supuesto, no tienen nada que ver con lo que gana un trabajador del sector público, tal es el caso de un maestro o un guardia en este país”, aseveró.«Detalló que, “en Venezuela, el precio de la carne es aproximadamente 50 % menos respecto a los precios internacionales, y esto quiere decir que hay un precio internacional de 1.70 contra 75-80 centavos de dólar,  y de la leche es de 45 centavos de dólares contra 28-27; entonces, es difícil cubrir las estructuras de costos de esa manera y esto incide en la producción de alimentos. Hoy tenemos menos del 40 % en la producción de carne y mucho menos del 35 % en la leche que necesita el país”.

—Se produce con mucho sacrificio, sin insumos, leyes, sin combustible, que nos puedan acompañar, concluyó Chacín.

#LaNación.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Lo más leído