Connect with us

Noticias

Condenan a 4 años a periodista que informó en Wuhan sobre el covid.

Published

on

La periodista ciudadana china Zhang Zhan fue condenada hoy a cuatro años de prisión por «provocar altercados y buscar problemas» debido a sus informaciones sobre el primer brote del coronavirus en Wuhan (centro de China), informó hoy el diario hongkonés Apple Daily.

Ese rotativo, que cita a uno de sus abogados, apunta que Zhang se negó a aceptar los cargos al considerar que sus informaciones -publicadas a través de plataformas chinas como WeChat y otras prohibidas en el país como Twitter o YouTube- no deberían ser censuradas.

Según Amnistía Internacional (AI), su trabajo en Wuhan se centró en informar de detenciones de otros reporteros independientes y acoso a familiares de víctimas del coronavirus durante el considerado como primer brote a nivel mundial de la pandemia de la covid-19.

La organización Chinese Human Rights Defenders (CHRD) apuntó en septiembre que la mujer había sido detenida por publicar que los ciudadanos de Wuhan habían recibido comida podrida durante el confinamiento de once semanas que vivió la ciudad o que fueron obligados a pagar tasas para poder hacerse pruebas del coronavirus.

El juicio se celebró hoy en un tribunal de la ciudad oriental de Shanghái -donde tiene fijada su residencia la acusada- con fuerte presencia policial y con la asistencia tan solo de sus familiares.

Zhang, que fue detenida a finales de mayo, inició en septiembre una huelga de hambre que ha causado que su estado físico sea «muy débil», según su defensa, que afirma que las autoridades la alimentan forzosamente mediante un tubo y le obligan a llevar grilletes.

Otro de sus abogados reveló la intención de Zhang, de 37 años, de continuar con esa huelga de hambre «incluso aunque muera en prisión» si la condena era grave.

La Fiscalía había pedido una sentencia de entre cuatro y cinco años de prisión por «publicar repetidamente un gran número de informaciones falsas» y aceptar entrevistas con medios extranjeros para «exagerar maliciosamente» la situación del coronavirus en Wuhan.

Las organizaciones pro derechos humanos protestaron por la sentencia: «El Gobierno chino ha vuelto a celebrar una farsa de juicio durante las Navidades ya que las autoridades quieren reducir la atención sobre estos casos ‘sensibles’ mientras los diplomáticos y periodistas están de vacaciones», explicó a Efe Leo Lan, investigador de CHRD.

En su opinión, la «dura» condena a Zhang es «alarmante» y es una señal de que Pekín quiere «intimidar a otros para que no llamen la atención sobre la situación de la pandemia en Wuhan a principios de año».

Por su parte, la activista de AI Gwen Lee aseguró en un comunicado que «los periodistas ciudadanos como Zhang Zhan fueron la fuente primaria, si no la única, de información de primera mano y sin censura durante los primeros días de la covid-19», y exigió al régimen que «deje de perseguir a periodistas y otros ciudadanos solo por informar de la verdad».

Otros ciudadanos que, asimismo, narraron la actualidad de Wuhan desaparecieron o fueron detenidos este año, como el empresario Fan Bing, el abogado Chen Qiushi o el joven reportero Li Zehua, aunque este último fue puesto en libertad en abril.

«Cualquiera que elogie el ‘éxito’ del Gobierno chino a la hora de contener al virus debería tener esto en cuenta. Esto es una parte integral del modelo de control de la pandemia del Partido Comunista Chino», lamentó en Twitter la investigadora para China de Human Rights Watch (HRW) Yaqiu Wang.

En Wuhan las autoridades locales tardaron en dar parte de la información disponible sobre el brote, debido, según el entonces alcalde, Zhou Xianwang, a que necesitaban la aprobación de instancias superiores para hacerlo.

#EFE.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Noticias

Santrich: la atropellada historia de su fuga.

Publicada

on

por

La fuga de Jesús Santrich fue una de las principales derrotas del Acuerdo de Paz. Su controvertida personalidad, sus amenazas, sus videos desde el monte y sus llamados al caos se convirtieron en el espejo más oscuro del quizás principal tropiezo del acuerdo de paz. Desde que el país tuvo referencia del guerrillero de pañoleta y gafas oscuras, su personalidad sinuosa se asomó.

Durante las conversaciones de La Habana, ante la pregunta de si pediría perdón a las víctimas, canturreó el cínico “Quizás, quizás, quizás…”. Después, ya firmada la paz, aseguró, reiteradamente, que nunca renunciaría al derecho a la rebelión. Cuando se posesionó en el Congreso se comprometió a cumplir y defender la Constitución y las leyes, juramentó con la mano izquierda en alto, y de ahí salió para la Corte Suprema y luego para la JEP a prometer que no se volaría. Hizo exactamente lo contrario.

La escabullida nocturna de Santrich –por una ventana en la trastienda y una trocha– no causó tanta sorpresa como repudio. El guerrillero dejó colgado de la brocha a todo el mundo, empezando por sus abogados, pasando por las víctimas, el partido Farc (y sus más de 13.000 reincorporados), las altas cortes e incluyendo a la comunidad internacional. Unos y otros se la jugaron por el Acuerdo de Paz, e hicieron esfuerzos por rodear de garantías el debido proceso a Santrich, a pesar de sus comentarios cínicos, sus incumplimientos y las graves acusaciones de tráfico de drogas que pesaban sobre él, con nada más y nada menos que un proceso de extradición a cuestas.

Su fuga fue una bofetada al proceso de paz. Por eso, quienes sí han estado firmes del lado de honrar el compromiso reaccionaron con comunicados en los que le pidieron que reapareciera. Eso nunca pasó. Sino todo lo contrario: Santrich se convirtió en un portavoz de las disidencias.

Antes de fugarse, el caso de Santrich había pasado por todas las altas cortes del país. El exlíder guerrillero fue capturado en abril de 2018 y pedido en extradición por supuestamente haber intentado traficar 10 toneladas de cocaína a Estados Unidos, con intermediación del Cartel de Sinaloa. El acuerdo de paz firmado entre el Gobierno y las Farc dejó claro que los guerrilleros gozaban de la garantía de no extradición por los delitos cometidos antes de su firma, es decir, del 1 de diciembre de 2016. En virtud de ello, la JEP es la encargada de determinar si los hechos investigados se pudieron haber cometido antes o después de esa fecha. Para hacer esa tarea, la JEP le pidió a Estados Unidos y a la Fiscalía que le remitieran las pruebas. Ninguno lo hizo. Históricamente, la justicia norteamericana nunca ha enviado las evidencias que comprometen a los colombianos.

La JEP aseguró que las pruebas que llegaron al expediente de Jesús Santrich no permiten evaluar la conducta ni establecer la fecha precisa de su realización. Es decir, que no era posible saber si había cometido el delito del narcotráfico ni si los hechos eran anteriores a la firma de la paz, el 1 de diciembre de 2016. Por cuenta de eso, le aplicó la garantía de no extradición y le ordenó a la Fiscalía su libertad inmediata. La medida no fue unánime al interior de la JEP. Tuvo tres votos a favor y dos en contra. La decisión fue polémica porque significaba la posibilidad de que Santrich saliera a ocupar su curul en el Congreso, por el rechazo de los Estados Unidos y del Gobierno Duque, y porque produjo un efecto dominó que desencadenó la renuncia del fiscal Néstor Humberto Martínez y de la ministra de Justicia Gloria María Borrero (aunque ella negó que se hubiera retirado por esta causa).

Néstor Humberto Martínez fue una de las voces más críticas frente al caso de Santrich. El entonces fiscal se refirió a dos puntos: los cambios que la ley estatutaria de la JEP introdujo a la extradición (los cuales están en el limbo por cuenta de las objeciones) y la decisión de Santrich. Para Martínez, se hizo “trizas la cooperación judicial internacional” y la “extradición quedó herida de muerte”. El funcionario agregó que la JEP destruyó  “la muralla que construyó el acuerdo de paz entre la reinserción y el narcotráfico, cuya promiscua relación constituye una amenaza para nuestra democracia”. La semana pasada, cuando la Corte Suprema de Justicia le dio el aval a la extradición de Santrich, Martínez aseguró que dicha decisión demostraba que en su actuación no había existido ni montajes, ni mentiras, como luego se le acusó.

Para esa fecha, pocos entendían el laberinto judicial del caso y por qué lo habían soltado y luego capturado. Las cámaras de televisión habían transmitido en directo la salida de Santrich de La Picota. Escoltado por agentes del Inpec y en silla de ruedas, el excomandante guerrillero casi alcanza a cruzar la última puerta del penal, cuando fue abordado por agentes del CTI que procedieron a su recaptura. 

La Fiscalía aseguró que, “como producto de la cooperación judicial internacional, en las últimas horas se incorporaron nuevas evidencias y elementos de prueba que dan cuenta con claridad de las circunstancias de tiempo, modo y lugar de las presuntas conductas de concierto para delinquir con fines de narcotráfico y atribuidas a Hernández Solarte (Santrich)”. Dentro de esas nuevas evidencias, argumentó la Fiscalía, obtuvieron por funcionarios colombianos, adscritos a la Dirección Especializada contra el Narcotráfico, “la declaración del señor Marlon Marín”. Este último, sobrino de Iván Marquez, está respondiendo por cargos de narcotráfico en Estados Unidos y está bajo protección y colaborando con ese país. El caso fue llevado a la Corte Suprema de Justicia y luego, el 29 de Mayo, ese organismo ordenó su libertad inmediata. Antes de esto, el Consejo de Estado le había ratificado la posibilidad de posesionarse en el Congreso. Esto le permitió ser aforado de esa alta corte.

El anuncio de su muerte en Venezuela cierra este tormentoso capítulo. SEMANA confirmó la información con altas fuentes del país. Falta, sin embargo, un pronunciamiento oficial del gobierno del vecino país, que hasta ahora no se ha pronunciado.

SEMANA

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Noticias

La pandemia disparó índices de las enfermedades mentales.

Publicada

on

por

Expertos de la Universidad Complutense de Madrid elaboraron un estudio denominado «angustia emocional y factores de riesgo sociodemográficos asociados durante la pandemia del COVID-19 en España».

La investigación señala que las incidencias en las consultas han sido por ansiedad, depresión y pánico. A continuación una de las causas que estarían generando estos problemas de salud mental.

«Ataques de pánico»

Entre los resultados obtenidos por el estudio descubrieron que un 25% de los encuestados han sufrido ataques de pánico, desde severos a moderados, durante la pandemia,.

Algunos han mostrado un tipo de desorden emocional, relacionado a las circunstancias del COVID-19. El perfil de riesgo señalado muestra que hay un índice de prevalencia de síntomas de desordenes mentales en la muestra estudiada.

Empeorará por la crisis

«Los hallazgos de este estudio representan una llamada a la acción en España. Nuestros datos muestran un gran impacto en la salud mental y parece probable que aumentará como resultado de la crisis económica», concluye el estudio.

«Un estudio previo mostró que la crisis económica de 2008 tuvo un severo impacto negativo en la salud mental en España. Es necesario incrementar las estrategias de prevención y tratamiento así como reforzar los servicios de salud», explican los autores.

Funerales «virtuales»

Además, algo que ha impactado en la mente de jóvenes y no tan jóvenes son los funerales virtuales.

«Ayuda pensar que él/ella ya se ha liberado de esa situación, ya no la siente ni la padece», decía en concreto sobre los difuntos. Afrontar el duelo, por doloroso que sea, aumenta la crisis sabiendo que las personas no pueden darle un último adiós presencial a sus seres queridos.

#OkDiario.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Noticias

Periodista venezolana en Israel: “Aquí me siento más protegida”. +VIDEO

Publicada

on

por

Desde que inició el pasado lunes 10 de mayo a las seis de la tarde, el lanzamiento de misiles hacia Israel por parte del grupo catalogado como terrorista Hamás, la periodista venezolana de ascendencia judía, Dahiana Cusnir, desde su residencia en Ashdod, a 35 kilómetros de Tel Aviv, se ha convertido en referencia para los medios de comunicación americanos.

Migró de Venezuela con su familia en noviembre de 2018 y ahora se encuentra narrando en vivo una nueva escalada de violencia entre palestinos e israelíes, la cual ha sido calificada como una de las más fuertes luego de la guerra de Gaza en el año 2014.

Cusnir ha tenido que suspender contactos en vivo con la prensa internacional en el momento en que se suenan las sirenas que alertan sobre ataques en la ciudad donde vive con su familia.

“Es una situación a la que uno no está acostumbrada, tampoco es que llega a acostumbrarse, solo se adapta y trata de estar atento cumpliendo con las medidas de seguridad. El instinto de supervivencia está a flor de piel y lo que se busca es refugiarse y/o resguardarse. El temor a que un cohete puede caer y que pueda pasar lo peor siempre está latente”.

Esta es la tercera ocasión que le ha tocado experimentar este tipo de conflictos desde que Dahiana decidió migrar, cada situación ha sido distinta a la anterior. “Mientras no suenen las alarmas uno sabe que todo va bien, tiene cierta tranquilidad, pero ahorita están sonando varias veces al día y es ahí donde aumenta el temor y se piensa en cualquier cosa”.

El pánico se acelera y la tensión aumenta cuando el ruido de la alarma se produce y se está en la calle. La situación es distinta porque en la calle se es más vulnerable ya que no hay un lugar seguro donde resguardarse. A Dahiana la alarma ya la tomó por sorpresa mientras conducía en una calle de Ashdod.

Imagen

Mientras escuchaba el impacto de los cohetes que eran detenidos por la llamada “cúpula de hierro”, se bajó del auto y buscaba un lugar seguro, lo primero que se vino a su mente fue Dhanna, su hijita de siete años y Fanny, su mamá quienes estaban en casa y seguramente, muy nerviosas porque nunca se sabe las dimensiones que puedan alcanzar los ataques de palestinos hacia Israel.

“Cuando alguien de la familia no está en casa y suena la alarma el temor aumenta para quienes si estamos en casa porque uno empieza a imaginar muchas cosas. Eso pasa cuando Pablo, mi esposo aún está en el trabajo que queda retirado de donde vivimos”.

Cuando la alarma suena y se está en la casa todos corren a un lugar seguro para protegerse de posibles daños. El refugio del edificio donde reside la familia queda en planta baja y ellos habitan un piso superior por lo que han optado por usar un lugar sin ventanas, completamente seguro donde permanecen resguardados dentro del apartamento hasta que se calme la situación.

La noche anterior a la entrevista, Dahiana y su esposo Pablo no pudieron conciliar el sueño, a las 2 de la mañana sonó la alarma en el sector contiguo a donde habita la pareja, y aunque los riesgos son menores, igual existe el sobresalto, hay temor y eso no les permite conciliar el sueño porque seguramente la próxima sirena sonará dentro de su zona.

El temor no tiene edad, es generalizado, Dhanna, de siete años le contó a Frontera Viva que siente cuando escucha sonar las alarmas: “Me dan mucho miedo las alarmas, siento que el corazón se me va a salir porque pienso que algo va a pasar…se escucha ¡bum, bum! Pero me quedó tranquilita porque estoy con mi mami y mi papi”.

Cada miembro de la familia asume la situación de acuerdo a la edad y los pensamientos que ocupan su mente en ese momento.

En riesgo la vida

Antes de Dahiana Cusnir, migrar desde Venezuela a Israel, se desempeñaba como corresponsal de un medio de comunicación internacional en la zona de frontera entre el estado Táchira y Colombia. A diario tenía que reportar lo que ocurría no solo con el éxodo de venezolanos que ya era masivo en esa época, también los enfrentamientos ocurridos en la línea limítrofes entre grupos irregulares, situación que le generaba tanto temor como el que ahora siente, “allá a cada instante sentía que mi vida estaba en riesgo es lo mismo que siento aquí en este momento”.

Durante las fuertes protestas que se registraron en Venezuela y específicamente en el Táchira durante el año 2017, en una ocasión Dahiana quedó en medios de un fuego cruzado entre Guardia Nacional y manifestantes, acción que le causó el mismo terror que hoy experimenta.

Recordó significativamente una marcha que cubrió a la Defensoría del Pueblo en San Cristóbal y terminó en disparos que la obligaron a correr y buscar donde refugiarse por horas de la violencia callejera que se desató y dejó al menos una joven muerta y varios heridos.

“En Venezuela sentí en innumerables ocasiones que mi vida estaba en riesgo, lo que difiere de la situación que vivo hoy es que allá podía elegir estar o no en las calles, era mi trabajo, pero podía elegir no hacerlo y quedarme en casa, no trabajar. Allá se ve el agresor, aquí se está a la expectativa y no se sabe en qué momento y lugar será el ataque”, comentó Cusnir.

A pesar de la intensidad bélica que se registra en Israel y de la cantidad de misiles que a diario son lanzados desde la Franja de Gaza, Dahiana dice que se siente más protegida que en Venezuela. “Aquí siento que estoy protegida, en Venezuela no. Aquí tengo una cúpula de hierro y exceptuando lo que hoy se vive uno puede salir con total seguridad a la calle. Puedes salir hablando con el celular más costoso a la calle, con prendas de oro, ropa costosa, dejar olvidados objetos de valor en un lugar público con la certeza que nadie se lo llevará. Aquí hay seguridad y calidad de vida”.

Comparando la situación con lo ya vivido en Venezuela, dice que vivía en un temor constante, pensaba que le iban a robar el carro o algún objeto de valor que llevara encima. Si iba al cajero del banco a sacar dinero, la sensación era terrible al pensar que alguien llegara a someterla, lo mismo pasaba al salir a altas horas de la noche y regresar a casa. “Aquí he caminado con mi prima a las dos de la madrugada, las dos solas por la playa y nada ha pasado porque siempre hay seguridad”.

Lo que ahora está sucediendo aquí en Israel y el miedo que produce, es señalado por Cusnir como algo circunstancial y muy puntual, porque no se vive en zozobra los 365 días del año como en Venezuela.

“Aquí lo normal es vivir en paz, tranquilidad y seguro porque todo funciona: seguridad, servicios, sistema de salud, educación, todo, no es como en Venezuela”.

#FronteraViva.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Lo más leído