Connect with us

Salud

Café: efectos sobre la salud que no sabías.

Published

on

Mucha gente es incapaz de ponerse en marcha cada mañana si no toma un café para despertarse. Lo que quizá no sepan es que esa bebida caliente puede suponer un beneficio para la salud y más aún, claro está, si se encuentra dentro un patrón de vida saludable.

Quizá tengamos en mente que el café no debe ser consumido por personas con hipertensión o que si nos excedemos en la cantidad puede quitarnos el sueño, pero lo cierto es que la ciencia lleva tiempo avisando sobre el efecto protector de esta bebida.

Miguel Ángel Martínez-González, catedrático de Salud Pública de la Universidad de Navarra, y autor del libro ¿Qué comes? explica a CuídatePlus que uno de los grandes mitos en alimentación es achacar al café un efecto perjudicial. “El café es una mezcla compleja de sustancias, como el ácido clorogénico y muchos otros fenoles, que ejercen un beneficio claro para la salud”.

De hecho, los estudios a largo plazo, muestran “que el café reduce el riesgo de mortalidad por todas las causas, de mortalidad por cáncer y de mortalidad cardiovascular y muy especialmente de diabetes y de cáncer de hígado. No tenemos ningún motivo para prohibir el café y tomar entre 3 y 4 tazas de café al día es perfectamente admisible y saludable”, añade Martínez-González.

Y es que aunque el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC, en sus siglas en inglés) había incluido el café en los años noventa como un posible carcinógeno, decidió en 2016 tras la revisión de más de 1.000 estudios realizados en humanos y en animales que no había suficiente evidencia para determinar que el consumo de café produzca cáncer.

El café alarga la vida
Lo que sí parece claro es que el consumo de café habitual se relaciona con una mayor longevidad. Esta es la conclusión de un estudio realizado por el Centro de Investigación Biomédica en Red Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (Ciberobn) y que se publicó en American Journal of Clinical Nutrition en 2018.

Los resultados del estudio mostraron que consumir café habitualmente se asocia significativamente con una menor mortalidad. De hecho, este efecto sobre una vida más larga se constata tanto en café con cafeína, como descafeinado, soluble o de máquina. Según los datos del estudio, el efecto protector es mayor en personas con 55 o más años, y mostraba una clara tendencia dosis-respuesta en el rango de consumo de entre 1 y 6 tazas al día.

Café y deterioro cognitivo
Precisamente otro estudio del Ciberobn y del Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili, señala que el consumo moderado de café se asocia con un menor riesgo de deterioro cognitivo. Indira Paz-Graniel, autora del trabajo, explica a CuídatePlus, que el efecto se ha observado con el café con cafeína. La investigación se ha realizado en 6.427 personas con sobrepeso y obesidad que participan en Predimed Plus, un ensayo clínico que se está llevando a cabo en 23 centros españoles. Según Paz-Graniel, “el objetivo es ver si la dieta mediterránea con restricción calórica específica para que la gente pierda peso de forma saludable es mejor que solo la dieta mediterránea como tal”, y previene la mortalidad y la enfermedad cardiovascular.

Los investigadores del estudio, que se publica en European Journal of Nutrition, realizaron a los participantes una batería de test neuropsicológicos para medir diferentes dominios cognitivos, como la memoria, la orientación, el registro, la concentración, la atención, el tiempo de reacción y de procesamiento, entre otras. Así se observó que las personas que consumían café tenían menor riesgo de deterioro cognitivo. El efecto parece producirse al consumir dos o más tazas diarias de café con cafeína de 50 ml cada una. “Un menor o nulo consumo no tendría este efecto. Pero el hecho de consumir dos tazas teniendo estos factores de riesgo se ve que podría ser positivo”.

¿Son los componentes del café los responsables de los beneficios?
La asociación entre el consumo de café y el deterioro cognitivo, podría ser el resultado de la interacción sinérgica entre los diferentes compuestos bioactivos presentes en el café. “Por un lado, los compuestos fenólicos con propiedades antioxidantes podrían ayudar a disminuir el estrés oxidativo -que se va generando cuando una persona tiene diferentes patologías, como es el caso de nuestra población de estudio, que tiene síndrome metabólico, diabetes, hipertensión y que aumentan el riesgo de un deterioro cognitivo- y la inflamación de las neuronas, que conjuntamente con otros componentes bioactivos presentes en el café, podrían atenuar la producción del péptido β-amiloide que se sugiere es un factor de riesgo para el desarrollo de la enfermedad Alzheimer”.

Así, el consumo de café podría prevenir el daño neuronal, la afectación de las sinapsis -para evitar que se acumule el péptido β-amiloide a nivel neuronal, que si está elevado puede tener efectos tóxicos- y, con ello, el deterioro cognitivo.

Y aunque hacen falta más estudios para corroborar los efectos positivos del café, podría recomendarse el consumo de café como una estrategia para reducir el deterioro cognitivo en mayores, aunque hay que tener en cuenta que otros factores como la genética, la edad, el nivel educativo, y el hecho de padecer otras enfermedades, influyen también en esta pérdida de capacidades.

Café e hipertensión
Aunque tradicionalmente se ha recomendado a los hipertensos no consumir café, lo cierto es que la persona cafetera de toda la vida con hipertensión o diabetes no muestra más riesgo de enfermedad cardiovascular o de tener otro infarto agudo de miocardio si ya ha sufrido uno previo. Según explica Rosario Ortolá, investigadora posdoctoral del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública y Microbiología de la Universidad Autónoma de Madrid, “al tomar café se produce un ligero aumento de la presión arterial. Si se es consumidor habitual se produce una tolerancia al efecto de la cafeína por lo que este aumento no se mantiene en el tiempo”. Esto no significa que las personas con hipertensión puedan tomar 5 ó 6 tazas al día, sino que deben moderar el consumo. “Una persona que está acostumbrada a beber todos los días dos tazas de café no le va a suponer mayor problema ya que se genera cierta resistencia”, añade Paz-Graniel.

No obstante, el hecho de que el café tenga un cierto efecto protector frente a varias enfermedades no implica que haya que consumirlo en exceso. “No hay alimentos ni bebidas que sean milagrosas, todo debe estar dentro de un patrón de vida saludable. Y mejor dentro de un patrón de dieta mediterránea”, dice Paz-Graniel.

Café y cáncer de mama en la posmenopausia
Asimismo el consumo de café también podría relacionarse con un menor riesgo de cáncer de mama en mujeres posmenopáusicas. Estas fueron las conclusiones de otro trabajo del Ciberobn de la Universidad de Navarra en 2020, dirigido por Estefanía Toledo, y publicado en European Journal of Nutrition. El trabajo, realizado con la cohorte SUN, un estudio en marcha en más de 20.000 personas con estudios universitarios en las que se analiza las consecuencias de su estilo de vida, analizó los datos de hábitos de vida, ejercicio físico, historial médico y frecuencia de consumo de 136 alimentos, de 10.812 mujeres.

Los efectos de protección frente al cáncer de mama se observaron también con el café descafeinado, por lo que los autores explican que el efecto de esta protección podría deberse a otros componentes del café diferentes a la cafeína, como los ácidos fenólicos, los ácidos clorogénicos o los ácidos diterpenos, con propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antitumorales.

¿El café es bueno para la salud o tener buena salud hace que se consuma café?
Ortolá es la primera autora de un estudio, realizado junto al Centro de Investigación Biomédica en Red Epidemiología y Salud Pública (Ciberesp) y el Imdea de Alimentación y publicado en The Journal of Nutrition, que ha querido analizar si el café es el responsable de una buena salud o si ésta es la que favorece el consumo de café en adultos mayores.

Según explica Ortolá, la mayoría de los estudios que evalúan esta pregunta son observacionales, es decir, que analizan el efecto de los hábitos de vida en grupos de población. “Estos estudios observacionales pueden tener algunos problemas y entre ellos se encuentra la causalidad inversa, que en este caso significaría que no conocemos exactamente si es el café el que influye en la salud o si es la salud la que influye en el consumo de café”.

Para responder a esta pregunta el equipo en el que participa Ortolá analizó los datos de 718 consumidores españoles de café mayores de 60 años incluidos en la cohorte Enrica Seniors-1. “Recogimos datos del estado de salud y del consumo de café con cafeína y sin cafeína. Vimos que, efectivamente, el estado de salud influye en el consumo de café. Las personas cuya salud empeoraba lo hacía más durante los tres primeros años de seguimiento y en los cinco años siguientes a enfermar dejaban de tomar café con más frecuencia”, explica Ortolá. De ahí que este estudio concluya que sí existe causalidad inversa en la asociación entre el consumo del café y la salud y que el estado de salud influya en el consumo.

No obstante, este efecto se observó para el consumo de café con cafeína . Además, los factores que más influyeron para dejar de tomar café con cafeína fueron el deterioro funcional y de la salud mental, el empeoramiento de la salud percibida por el propio individuo y la aparición de hipertensión”.

Por otro lado, las evidencias acumuladas hasta ahora sugieren que el café tomado en moderación puede formar parte de un estilo de vida y una dieta saludables, “pero los estudios que se hagan en el futuro deberán paliar la causalidad inversa usando varias mediciones del consumo de café en diferentes momentos, y ajustando los análisis por el estado de salud y la presencia de enfermedades. De esta forma conoceremos mejor los verdaderos efectos del café sobre la salud”, explican los investigadores.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Salud

Antinflamatorios naturales que debe conocer.

Publicada

on

por

Existen productos de la naturaleza que poseen maravillosos efectos para tratar la inflamación sin causar efectos secundarios. Usted puede disminuirla y encontrar el alivio que desea con alimentos que contengan propiedades antinflamatorias. A continuación, algunos que pueden ser muy útiles.

Antinflamatorios que le ayudarán

Lino o linaza: pertenece a los remedios naturales más destacados por su alto contenido en omega 3. Se pueden consumir directamente dos cucharas de esta semilla o combinarla con sus comidas habituales.

Brócoli: ayuda a bajar la inflamación gracias al antioxidante quercetina y, además, es muy efectivo para prevenir enfermedades cancerígenas.

Cúrcuma: cuenta con un componente llamado curcumina, el cual es altamente beneficioso, ya que contribuye a descongestionar el organismo. Por ello, se aconseja a personas que sufren este mal, así como a quienes padecen de fibromialgia, reumatismo, dolores y fatiga crónica.

Puede tomarse en forma de extracto, comprimidos o cápsulas o, bien, incluirla en el menú diario.

Arándanos: están repletos de antioxidantes y a ellos se deben sus propiedades antinflamatorias. Son frutas pequeñas y dulces, fáciles de incluir en las comidas: pueden comerse frescos, congelados o secos, y llevarse en el bolso como un snack.

Piña: combate la coagulación de la sangre, es decir, ayuda a regular la respuesta inmune que con frecuencia crea la indeseada hinchazón.

Ajo: es un aliado al momento de eliminar líquidos y toxinas. Ofrece propiedades antibacterianas, antivirales, antifúngicas y antioxidantes. Su efecto terapéutico proviene de sus compuestos de azufre.

Canela: es una de las especias más recomendadas en casos de retención de líquido. Además, es efectiva en casos de bronquitis y enfermedades gastrointestinales.

Ahora ya sabe qué alimentos incorporar a su dieta, no son tan rápidos y eficaces como una pastilla, pero son más sanos.

Vía 800Noticias.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Salud

¿Qué es la triquinosis y cómo afecta tu organismo?

Publicada

on

por

La triquinosis es una infección parasitaria. En concreto, está causada por un nematodo, que son una especie de gusanos de cuerpo cilíndrico y no segmentado. Necesitan un huésped para vivir y reproducirse.

El nematodo que produce esta patología, tal y como explica el Manual MSD, es Trichinella spiralis o cualquier otro del género Trichinella. Suelen infectar animales carnívoros u omnívoros, como los cerdos o los jabalíes.

Según afirma un estudio publicado en Offarm, la triquinosis es una infección frecuente. Sobre todo en países en los que se come carne de cerdo cruda o poco cocinada. Esto hace que haya muy pocos casos en sitios de Oriente, ya que alimentarse del cerdo está prohibido por motivos religiosos.

En España, por ejemplo, la mayoría de los casos se sitúan en zonas de montaña. Esto se debe a que es frecuente cazar jabalíes y cerdos y alimentarse de ellos. No es carne industrializada que haya pasado algún control sanitario.

La triquinosis se desarrolla al ingerir carne que contiene larvas del parásito. En los siguientes apartados explicaremos con más detalle cómo se produce la infección.

Carnes crudas.

Síntomas de la triquinosis

Los síntomas tempranos son aquellos que aparecen en las horas posteriores a haberse alimentado con carne contaminada. La causa es el desarrollo de larvas en la pared del intestino delgado.

Por eso suele haber dolor abdominal y diarrea. También son frecuentes las náuseas y los vómitos. Puede haber fatiga, estado febril y calambres abdominales.

Síntomas de gravedad

Si las larvas de la triquinosis atraviesan la pared intestinal acaban accediendo al torrente sanguíneo. Esto permite que puedan trasladarse a otros tejidos. Por ejemplo, es frecuente que invadan el tejido muscular. Estos síntomas suelen aparecer entre 1 y 8 semanas después de la infección.

En este momento se presenta dolor y sensibilidad muscular, más intenso en los músculos respiratorios y en aquellos que se encargan de la masticación y deglución. También hay fiebre alta, dolor de cabeza y sensibilidad a la luz.

Algunas personas experimentan una erupción cutánea que no produce picor. Del mismo modo, la cara y los párpados suelen hincharse. Otro signo usual es la conjuntivitis.

Causas de la triquinosis

La triquinosis es una enfermedad parasitaria. Se produce al ingerir carne que está infectada por larvas del nematodo del género Trichinella. Es decir, primero este parásito infecta al animal y luego nosotros nos alimentamos de él.

Ocurre, sobre todo, con la carne de cerdo, de jabalí y de caballo. El parásito es muy sensible a la temperatura, por lo que es una patología que se puede evitar cocinando bien dicha carne.

En realidad, las carnes suelen contener quistes. Cuando estos quistes llegan al estómago son degradados por los jugos gástricos. Allí las larvas se liberan y alcanzan el intestino para reproducirse. Además, se adentran en la pared intestinal y alcanzan el torrente sanguíneo.

Factores de riesgo

Se han identificado una serie de factores de riesgo para sufrir triquinosis. El principal es alimentarse de carne cruda o que ha sido preparada de forma incorrecta. También aumenta la probabilidad el hecho de consumir carne procedente de animales salvajes.

Esto se debe a que, al alimentarse de un animal cazado, no se somete a ningún tipo de medida de salud pública. Otro factor de riesgo es vivir en zonas rurales, ya que son los lugares en los que más se crían cerdos o se cazan jabalíes.

Cerdo en un corral que podría tener triquinosis.

Tratamientos disponibles

En la actualidad, la mayoría de los casos de triquinosis no son graves. Los síntomas suelen mejorar al cabo de unos meses. El problema es que algunos, como la debilidad muscular o el dolor, pueden prevalecer.

Según explica el Manual Merck, una de las principales opciones de tratamiento son los fármacos antiparasitarios. Los más empleados son albendazol y mebendazol. Permiten eliminar los gusanos maduros, por lo que resultan de más utilidad al comienzo de la infección.

Los analgésicos, como los antinflamatorios no esteroideos (AINEs), pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación muscular. Sin embargo, si la inflamación es muy grave se prefiere emplear corticosteroides.

La triquinosis se puede prevenir

Lo que debemos tener presente es que la triquinosis es una infección causada por un parásito. Se suele producir al comer carne cruda o poco cocinada procedente de cerdos, jabalíes o caballos, entre otros.

Por eso existen medidas muy sencillas de evitar la triquinosis. Lo ideal es no consumir animales salvajes que no han pasado un proceso de calidad sanitaria. También es fundamental evitar comer carne poco cocinada y no mezclar las carnes entre sí.

Otra forma sencilla de desinfectar o conservar es congelando. Es necesario hacerlo, al menos, durante 3 semanas para poder eliminar los parásitos.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Salud

Trucos para combatir la vista cansada.

Publicada

on

por

La vista cansada, o presbicia, es una evolución natural de los ojos a partir de los 40 o 45 años, aunque también puede ocurrirle a personas más jóvenes. Cuando se tiene dificultad para enfocar los objetos que están cerca, es porque se tiene la vista cansada. Ello ocurre porque el cristalino, que se encuentra situado entre el iris y delante del humor vítreo y cuya función es enfocar los objetos situados a distintas distancias, pierde su elasticidad.

Las personas que padecen presbicia, o vista cansada, alejan los objetos estirando los brazos para poder enfocarlos mejor. La vista cansada también provoca dolor de cabeza, picor y/o enrojecimiento en los ojos, cansancio y se tiene la necesidad de contar con luz al hacer cosas como leer, coser o cualquier otra actividad que requiera un enfoque del ojo. Para mejorar tu bienestar y cuidar tus ojos, descubre cómo combatir la vista cansada de forma natural, a continuación.

Cómo evitar la vista cansada de forma natural

Al ser una evolución natural por el envejecimiento de los ojos, la vista cansada o presbicia no se puede evitar, pero sí se puede aliviar y combatir realizando algunos ejercicios. Por lo general, las personas que padecen presbicia necesitarán, a la larga, utilizar gafas graduadas que combatan esta situación. Las gafas que se utilizan para la vista cansada pueden ser bifocales, monofocales o progresivas. Es importante descansar la vista unos 15 minutos cuando se empieza a notar los síntomas, que ya no es posible enfocar bien los objetos que están cerca.

Realiza ejercicios oculares

Existen varios ejercicios que se pueden realizar para combatir la vista cansada, antes de empezar a hacerlos es necesario relajar todos los músculos de la cara. Ello se puede conseguir realizando todo tipo de muecas con la finalidad de mover todos los músculos de nuestra cara, incluyendo la lengua. Siempre es necesario consultar con un especialista cuando los sítomas sean molestos.

Otro de los ejercicios para evitar la vista cansada consiste en mirarse la nariz. Al ponernos bizcos para mirar la punta de nuestra nariz, se trabajan los músculos oblicuos del ojo. Al principio puede resultar algo doloroso, con más práctica será mejor. No se debe hacer durante más de 15 segundos sin descansar. También puedes realizar círculos con los ojos.  Empezaremos mirando hacia un lado y terminaremos mirando hacia el lado opuesto haciendo un círculo lo más perfecto posible con los ojos. Del mismo modo que cuando se mira la punta de la nariz, al principio puede ser algo doloroso pero con la práctica resulta más fácil.

Aplica una rodaja de patata o de pepino

Colocando una rodaja de patata o de pepino sobre cada ojo durante quince minutos, conseguirás que se deshinchen tus párpados, el enrojecimiento disminuirá y les aportarás humedad. Las rodajas deben estar frías. También puedes colocar una gota de aceite de ricino sobre cada ojo (siempre bajo consejo oftalmológico), el aceite de ricino aliviará el cansancio de los ojos.

Cuida tu alimentación

Además de los remedios naturales para combatir la vista cansada que existen, ingerir alimentos que contengan vitaminas A, B y C supone otra de las mejores soluciones. Reduce el consumo de cafeína, y recuerda consultar también cualquier duda que tengas con tu médico o nutricionista.

Prueba con el hinojo

El hinojo calma la irritación ocular y previene infecciones. Colócate sobre los ojos durante unos minutos una gasa empapada en el agua que vas a utilizar para hervir las semillas y sentirás cómo se alivia tu vista cansada. La manzanilla y el té también alivian los ojos cansados, puedes colocar una bolsita ya usada en tus párpados durante unos minutos.

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Sigue leyendo

Lo más leído