Connect with us

Noticias

¡Ya son 156 años del nacimiento de José Gregorio Hernández!

Published

on

José Gregorio Hernández Cisneros, ​ nació en Isnotú, estado Trujillo, Estados Unidos de Venezuela, el 26 de octubre de 1864 en Caracas, Distrito Federal y pereció el 29 de junio de 1919.  Fue un médico, científico, profesor y filántropo de profunda vocación religiosa, católico franciscano seglar, reconocido por su solidaridad con los más necesitados.

Es venerado por hispanohablantes y latinoamericanos. En 1949 la Iglesia católica comenzó proceso de canonización parar designarlo santo. En el año 1986, el papa Juan Pablo II reconoció sus virtudes heroicas y lo declaró «venerable».00

El proceso se renovó el 18 de enero de 2019, luego de un milagro atribuido a Hernández en San Fernando de Apure, en el que una niña se recuperaría de una herida de bala. El papa Francisco autorizó la beatificación de José Gregorio Hernández, el 19 de junio de 2020.

Infancia

José Gregorio Hernández Cisneros nació el 26 de octubre de 1864 en Isnotú, una pequeña y humilde localidad que en aquella época era capital del Municipio Libertad del Distrito Betijoque (actualmente en el Municipio Rafael Rangel) del Estado Trujillo en los Estados Unidos de Venezuela (hoy República Bolivariana de Venezuela), en la cordillera de los Andes, en el occidente del país; siendo el primero de seis hermanos, hijo de Benigno María Hernández Manzaneda y Josefa Antonia Cisneros Mansilla, de ascendencia colombiana y canaria, respectivamente.

En mayo de 1863, nació María Isolina, quien falleció a los 7 meses; seguida de José Gregorio, luego María Isolina del Carmen, en mayo de 1866.

En septiembre de 1867 nació María Sofía, seguida por César Benigno, en agosto de 1869.

El último varón, José Benjamín Benigno, nació en septiembre de 1870. Por último, Josefa Antonia quien nació en agosto de 1872.

Por línea materna descendía del cardenal Francisco Jiménez de Cisneros (más conocido como Cardenal Cisneros), quien fuera confesor de Isabel la Católica, fundador de la Universidad de Alcalá y gran impulsor de la cultura en su época; y por vía paterna, a través del linaje de un tío bisabuelo, se emparentaba con el Santo Hermano Miguel (Francisco Luis Florencio Febres-Cordero Muñoz), eminente educador y escritor, miembro de la Academia Ecuatoriana de la Lengua, y correspondiente de la Real Academia Española.8

Toda su infancia la vivió en su pueblo natal, su madre se dedicaba a labores del hogar y su padre era dueño de un almacén de mercancías secas, víveres y farmacia.

Recibió el sacramento del Bautismo el 30 de enero de 1865 en el antiguo Templo Colonial de Escuque (actual Iglesia Parroquial del Niño Jesús de Escuque), siendo sus padrinos Tomás Lobo y Perpetua Enríquez.

El sacramento de la Confirmación se efectuó el 6 de diciembre de 1867, en la iglesia de San Juan Bautista de Betijoque, por el ilustrísimo señor Juan Bonet, Obispo de Mérida.

Su madre, una mujer muy devota, falleció en 1872, cuando él tan solo tenía ocho años pero dejó impregnada en la personalidad del infante una fuerte religiosidad.

Su primer maestro, Pedro Celestino Sánchez quien regentaba una escuela privada en Isnotú, notaría muy pronto las habilidades e inteligencia del pequeño José Gregorio, por lo que señaló a su padre que debía aprovechar las cualidades del niño recomendándole que lo enviara a la capital del país.

A los trece años de edad, José Gregorio manifestó a su padre su deseo de estudiar la carrera de derecho, sin embargo, su padre le convenció para que estudiara medicina y él aceptó obedientemente la orientación de su progenitor.

A partir de ese momento, tomó la medicina como su propia vocación, quizá porque veía en ella una manera de expresar su natural inclinación de ayudar a los demás.

En 1878, cuando apenas contaba con trece años y medio, bajó de la sierra trujillana hasta Caracas,12​ siguiendo una travesía larga y riesgosa: Isnotú, Betijoque, Sabana de Mendoza, Santa Apolonia y La Ceiba en mula; por el lago hasta Maracaibo, y después por mar a Curazao, Puerto Cabello y La Guaira, y por tren, desde este puerto, a la ciudad capital.

Estudios en Caracas

Al llegar a la capital de los Estados Unidos de Venezuela, inició sus estudios en el Colegio Villegas, uno de los centros más prestigiosos de la época, dirigido a la sazón por el doctor Guillermo Tell Villegas. Durante su estancia en este colegio, el joven José Gregorio entabló amistad con el director y su esposa Pepita Perozo de Villegas.

Según el doctor Villegas, «José Gregorio era poco dado a jugar con sus compañeros y prefería pasar el tiempo libre en compañía de libros». A corta edad ya conocía a los clásicos y se auto impuso con mucha disciplina la obtención de una vasta cultura enciclopédica.

Durante sus años en el Colegio Villegas, José Gregorio siempre obtuvo las mejores notas, ganó distinciones y premios, y en varias ocasiones las medallas de la aplicación y de buena conducta.

Fue tanto su adelanto que llegó a fungir como profesor de aritmética para los alumnos del primer curso. Entre 1878 y 1882 José Gregorio cursó en dicho colegio preparatoria y filosofía, graduándose de Bachiller en Filosofía en ese último año.

Cuando ingresó a la Universidad Central de Venezuela (UCV) para iniciar sus estudios de medicina, José Gregorio tenía 17 años. Según las certificaciones de los estudios universitarios de José Gregorio Hernández (en las que se evaluaban estos aspectos: aplicación, aprovechamiento, buena conducta y asistencia), en casi todas las materias de los seis años de estudio logró la calificación de sobresaliente; fue el estudiante más destacado en la carrera de medicina en la UCV. Esto se conjugaba con lo que había mostrado en su niñez en Isnotú.

La situación económica apretó en muchas oportunidades, por lo que junto con sus estudios de medicina se vio en la necesidad de dar clases particulares para ayudarse a sí mismo y a sus hermanos.

Llegó hasta aprender de un amigo sastre a hacer ropa masculina y se hizo sus propios trajes. Sus compañeros reconocían sus virtudes de integra honestidad, espíritu de mortificación, de servicio y rectitud de conciencia.

Su vida era un ejemplo para sus compañeros universitarios. Estaba convencido de que: «En el hombre el deber ser es la razón del derecho, de manera que el hombre tiene deberes, antes que tener derechos». En sus años de universitario, José Gregorio fortaleció su carácter cristiano devoto con una gran disciplina interior combinada con una caridad para con los demás cada vez mayor.

Al graduarse con el título de Doctor en Medicina, el 29 de junio de 1888, era dueño ya de inconmensurables conocimientos, hablaba inglés, francés, portugués, alemán e italiano y dominaba el latín; y tenía conocimientos de hebreo, era filósofo, músico y tenía además profundos conocimientos de teología.

Para cumplir la promesa hecha a su madre y con el deseo personal de ayudar a sus paisanos se traslada a ejercer la medicina en su pueblo natal,11​ no sin antes instalar un pequeño consultorio provisional, con el cual se va extendiendo su fama como médico y su vocación de servicio a los más necesitados.

El Médico de los Pobres

En 1888, el Dr. Dominici (rector de la UCV) ofreció ayudarlo económicamente para montar un consultorio en Caracas, noble gesto que José Gregorio agradeció con estas palabras: « – ¡Cómo le agradezco su gesto, Dr. Dominici! Pero debe decirle que mi puesto no está aquí. Debo marcharme a mi pueblo.

En Isnotú no hay médicos y mi puesto está allí, allí donde un día mi propia madre me pidió que volviera para que aliviara los dolores de las gentes humildes de nuestra tierra. Ahora que soy médico, me doy cuenta que mi puesto está allí entre los míos…».

José Gregorio parte para Isnotú en agosto de 1888; desde Betijoque el 18 de septiembre de 1888, le escribe a su amigo Santos Dominici en Caracas: «…Mis enfermos todos se me han puestos buenos, aunque es tan difícil curar a la gente de aquí, porque hay que luchar con las preocupaciones … que tienen arraigadas: creen … en los remedios que se hacen diciendo palabras misteriosas: en suma;… La clínica es muy pobre: todo el mundo padece de disentería y de asma, quedando uno que otro enfermo con tuberculosis o reumatismo…La botica es pésima…»

El Dr. Hernández se radicó en Isnotú hasta el 30 de julio de 1889, luego de ejercer consecutivamente entre los tres estados andinos venezolanos (Trujillo, Mérida y Táchira), recorríendo las poblaciones con el fin de establecer un centro para el ejercicio permanente de su profesión.

Regresaba de San Cristóbal y Mérida para consultar sus propósitos con su padre, y se encontró con una carta de su maestro, el Dr. Calisto González, donde decía que lo había recomendado al Presidente de la República Dr. Juan Pablo Rojas Paúl para que fuera a París a estudiar con perfección ciertas materias experimentales y así contribuir a la modernización de la medicina venezolana, porque creía que reunía las condiciones para tan importante misión, y que debía trasladarse a Caracas sin pérdida de tiempo y dispuesto a seguir viaje a Europa.

Estudios en Europa

En noviembre de 1889, el Dr. José Gregorio Hernández ya se encontraba cursando estudios en los laboratorios de Charles Robert Richet (Premio Nobel de Medicina 1913) profesor de Fisiología Experimental en la Escuela de Medicina de París y quien a su vez había sido colaborador de Étienne Jules Marey y discípulo del sabio Claude Bernard, máximo exponente de la medicina experimental en Francia.18​

En el laboratorio de Mathias Duval profundiza en las áreas de Microbiología, Histología Normal, Patología, Bacteriología, Embriología y Fisiología Experimental, entre otras.

También participó en su formación el eminente Isidor Strauss, que había sido discípulo de Émile Roux y Charles Chamberland quienes lo fueron a la vez de Louis Pasteur, todos ellos precursores de la Bacteriología. Terminados sus estudios en esa ciudad, solicita permiso y se traslada a Berlín para estudiar Histología y Anatomía patológica, a su vez que inicia un nuevo curso de Bacteriología.

Culminados sus estudios, el Dr. Hernández regresa a Venezuela a fin de ingresar como profesor en la Universidad Central de Venezuela en Caracas; además, aprovecha para traer de Europa valiosos equipos médicos al Hospital Vargas, por instrucciones del gobierno venezolano. A él se debe la introducción del microscopio en Venezuela.

Carrera profesional

En 1891, Hernández regresa de Europa y, en el mes de noviembre de ese año, comienza su actividad como docente en las cátedras de Histología Normal y Patológica, Fisiología Experimental y Bacteriología, de la Universidad Central de Venezuela (UCV), convirtiéndose en el fundador de ambas.

Además, al concluir sus estudios de postgrado en París y Berlín, le fue delegada la responsabilidad de adquirir con recursos del estado venezolano los materiales necesarios para instalar el Laboratorio de Fisiología Experimental de Caracas, así como la adquisición de la bibliografía que fuera necesaria para la apertura de las cátedras mencionadas en la UCV.

Por otra parte, a Hernández se debe la introducción del microscopio en Venezuela, del que además enseñó su uso y manejo. También introdujo otros muchos instrumentos científicos que trajo de Francia, como atestigua su compañero, el doctor Augusto Pi Suñer.

El 14 de septiembre de 1909 es nombrado profesor de la cátedra de Anatomía Patológica Práctica, la cual funcionó anexa al Laboratorio del Hospital Vargas, y de la cual se encargó hasta la creación de la cátedra de Anatomía Patológica de la Universidad Central, con asiento en el Instituto Anatómico, y que fue regentada por el doctor Felipe Guevara Rojas, en 1911.

Por otra parte, fue el fundador de la cátedra de Bacteriología, la primera de esta disciplina que se fundó en América, y la primera persona en Venezuela en publicar un trabajo de dicha disciplina (Elementos de Bacteriología, 1906).

También escribió sobre la angina de pecho de naturaleza paludosa junto a Nicanor Guardia, y en 1893 publicó en varios números de la Gaceta Médica19​.

Además de 11 trabajos publicados y dos que quedaron inéditos en el campo científico, escribió cinco obras literarias. Sólo una de ellas, La verdadera enfermedad de Santa Teresa de Jesús escrita en 1907, quedó inconclusa; las demás, El Sr. Nicanor Guardia (1893), Visión de arte (1912), En un vagón (1912) y Los maitines (1912), fueron publicadas en el Cojo Ilustrado20​.

Es considerado el impulsor y pionero de la verdadera docencia científica y pedagógica en Venezuela, basada en lecciones explicativas, con observación de los fenómenos vitales, la experimentación sistematizada, prácticas de vivisección y pruebas de laboratorio.

También coloreó y cultivó microbios e hizo conocer la teoría celular de Virchow. Por otra parte, es destacada su faceta como fisiólogo y biólogo, conociendo a fondo la física, la química y las matemáticas, ciencias básicas y trípode fundamental sobre la que reposa toda la dinámica animal.

Su labor docente fue interrumpida en dos ocasiones. La primera, cuando decide hacerse religioso y entrar en el monasterio de la orden de San Bruno en la Cartuja de Farneta, a la cual llegó el 16 de julio de 1908, y de la que regresó el 21 de abril de 1909, reincorporándose en mayo de ese mismo año a sus actividades académicas en la Universidad.

La segunda vez que interrumpió sus actividades docentes fue a partir del 1 de octubre de 1912, cuando el gobierno dictatorial del general Juan Vicente Gómez decreta el cierre de la Universidad, ya que esta se había situado en contra de su régimen.

Sin embargo, restablece su actividad docente en enero de 1916, tras la fundación de la Escuela de Medicina Oficial, que funcionó en el Instituto Anatómico.

Hubo otra corta interrupción, pero esta vez sin apartarse del ámbito académico, ya que en 1917 viaja a las ciudades de Nueva York y Madrid para realizar estudios, quedando provisionalmente a cargo de sus cátedras el doctor Domingo Luciani. Reinicia su actividad docente el 30 de enero de 1918, hasta su muerte.

Durante la pandemia de gripe de 1918 en Venezuela, José Gregorio Hernández visita a los enfermos en Caracas.21​22​

Muerte de José Gregorio Hernández

El 29 de junio de 1919 en horas de la tarde, José Gregorio Hernández salió a la esquina de Cardones a atender a una enferma de escasos recursos, pero no pudo llegar porque fue atropellado por Fernando Bustamante (un joven mecánico de 28 años de edad, dueño de un Essex) en la esquina de Amadores, La Pastora, Caracas, Venezuela El Doctor Hernández cayó golpeándose la cabeza contra el filo de la acera, lo que ocasionó una fractura en el cráneo.

Fue atendido en el Hospital Vargas, donde falleció. El día 30 de junio de 1919, en medio de una impresionante multitud de dolientes, el Dr. José Gregorio Hernández Cisneros fue enterrado en el Cementerio General del Sur.

Muchos años después, debido al inicio del proceso de beatificación, y por solicitud del Vaticano, se realizó la exhumación de sus restos mortales para luego ser trasladados hasta su actual lugar de reposo en la Iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria ubicada en el centro de la ciudad de Caracas.

Esta iglesia fue fundada por canarios en honor a su patrona, la Virgen de Candelaria. Precisamente por los lazos históricos que existen entre las Islas Canarias y Venezuela, en este archipiélago existe una popular veneración por José Gregorio Hernández, devoción que se ve acrecentada por la gran colonia venezolana residente allí. Conviene recordar que el propio doctor Hernández era de origen canario por parte de madre.

Proceso de beatificación

Apertura del proceso

Constatando su fama entre algunos creyentes, la Iglesia católica en Venezuela inició en el año 1949 el proceso de beatificación y canonización, conducido por el arzobispo de Caracas, El Excmo. Mons. Lucas Guillermo Castillo ante la Santa Sede,

Siervo de Dios

En el año 1972, la santa sede reconoce que el Dr. José Gregorio vivió una vida virtuosa y ejemplar, por ello le concedió el primer titulo que la Iglesia Católica da en el camino hacia la santidad que es Siervo de Dios.

Venerable

Luego de iniciar el proceso, y completados los primeros casos, José Gregorio Hernández fue nombrado «venerable» por el papa Juan Pablo II el 16 de enero de 1986.

Beato

El 27 de abril de 2020 la Arquidiócesis de Caracas anunció que la Comisión Teológica del Vaticano aprobó el milagro del venerable doctor José Gregorio Hernández en la curación de Yaxury Solórzano Ortega27​ una niña de 10 años de edad que recibió un tiro en la cabeza durante un asalto a su padre en fecha 10 de marzo de 2017.

El 18 de junio de 2020,30​ el papa Francisco aprobó el decreto que reconoce el milagro atribuido al venerable Doctor José Gregorio Hernández, que abre el paso a la futura beatificación.

La Iglesia estima la ceremonia de beatificación de José Gregorio Hernández para el primer trimestre del 2021. Según lo explicado por el Excmo. Mons. Tulio Luis Ramírez Padilla, vice postulador de la causa de canonización aún no se le puede decir beato, pues no se ha llevado a cabo la ceremonia de beatificación, y por tanto aún ostenta el título de venerable.

Noticias

Incendio En Hospital De Maracaibo Afectó a La Unidad De Neonatología.

Publicada

on

por

De forma extra oficial se supo que la tarde de sábado 28 de noviembre, una llamada desde el centro de salud ubicado en el casco central de Maracaibo informó a los Bomberos Marinos sobre un incendio en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatal del Hospital Chiquinquirá.

El Mayor Luis Contreras de Bomberos Marinos, informó a Noticia al Día que de inmediato pasaron la novedad a Bomberos de Maracaibo quienes enviaron 5 unidades al sitio del suceso.

Contreras aseguró que al lugar del incendio acudieron una unidad de suspensión, rescate, escalera, combate de incendios y una unidad de Bomberos marítimos, pertenecientes al Instituto Nacional de los Espacios Acuáticos (INEA).

El Comandante de los Bomberos de Maracaibo, Enyerbert Atencio, informó que las llamas fueron controladas y de forma preliminar se evaluó y se determinó que se trató de la explosión de un motor de un aire acondicionado.

Atencio destacó que aunque en el sito hay recién nacidos no se registraron heridos.

Por su parte el periodista Lenín Danieri publicó un video en su cuenta de Twitter, donde se ve el humo saliendo de uno de un dispositivo dentro del hospital, al tiempo que informó que el incendio habría sido provocado por un corto circuito.

Reportan incendio de la Unidad Neonatal del Hospital Chiquinquirá

Asimismo, dijo que el humo ocasionó que los bebés tuvieran que ser alejados del área de neonatología poniéndolos en riesgo, al ser recién nacidos.

“Al parecer los apagones y fluctuaciones eléctricas constantes dejan consecuencias en la actualidad”, ironizó Danieri para finalizar, en clara referencia a las constantes fallas del servicio eléctrico en el Zulia.

Sigue leyendo

Noticias

Asesinan a Venezolano Delivery en Bogotá, Colombia.

Publicada

on

por

Eduard Cipriani, un venezolano de 26 años que viajó a Colombia para buscar una mejor calidad de vida donde trabajaba como delivery, fue asesinado por sujetos desconocidos en la ciudad de Bogotá.

Cipriani, oriundo de Falcón, se transportaba con su bicicleta por el oeste de Bogotá cuando fue abordado por dos delincuentes y tras forcejear con ellos, uno lo hirió en el cuello con un arma blanca. Los ladrones huyeron con el vehículo y dejaron al joven en el piso, reseñó Tal Cual.

“Venían dos ciclistas. Y uno sin querer volteó y le dañó la bicicleta al otro. Se agarraron a golpes y uno se fue. El otro lo alcanzó y lo apuñaló en el cuello. Le quitó la bicicleta y luego se fue. El muchacho cayó muerto ahí”, contó uno de los testigos.

Testigos comentaron a Noticias Caracol, que el joven ua vez en el suelo fue socorrido por otro venezolano (paramédico de profesión) que trabaja como mecánico de bicicletas y alcanzaron llegar a un centro de salud donde falleció desangrado.

Vecinos del sector afirman que esa zona se ha vuelto un infierno y denunciaron que la delincuencia se ha incrementado por la falta de presencia policial.

Matan a venezolano que trabaja como delivery en Bogotá

“Ya no podemos salir de nuestra casa después de la 6 de la tarde porque todo el tiempo están robando, hoy fue Eduard un joven de familia humilde, muy trabajador y solo por una bicicleta lo mataron”, aseguraron.

La Policía de Colombia cuenta con videos de las cámaras del perímetro entre las evidencias para esclarecer el crimen, por lo que iniciaron la búsqueda del asesino del joven trabajador quien estaba desde 2018 en el vecino país.

Sigue leyendo

Noticias

Detenidos Jefes Del Cicpc-Apure Por Abuso De Poder.

Publicada

on

por

Tres directivos del Cicpc-San Fernando de Apure resultaron detenidos por presunto abuso de autoridad, dijeron fuentes del organismo policial.

Entre los capturados figuran el comisario general Henry Jesús Aguilera Roa, jefe de la delegación municipal San Fernando de Apure; así como el inspector jefe César Augusto Pérez Morgado, quien está a cargo de la División de Investigaciones del citado establecimiento. También están presos, cuatro detectives de esa delegación identificados como Jorge Luis Nuñez Rondón, Yovanny Wadimir Fuentes Bolívar, Carlos Domingo Herrera Carrasquel y Brayan Daniel Rivero Hernández.

A estos funcionarios les abrieron un procedimiento en la Inspectoría General Nacional del Cicpc. Todo empezó por una denuncia que formuló una víctima ante el Cicpc-San Fernando de Apure sobre el robo de cinco novillas. Pérez Morgado, jefe de Investigaciones le prometió investigar dicho robo y se puso al frente de una comisión que se dirigió hasta el sitio del hecho donde capturaron a dos sospechosos quienes fueron entregados al Ministerio Público.

En compensación por la acción, el jefe de la comisión, inspector Pérez Morgado, le solicitó a la víctima que le donara una vaca. La señora sacrificó el animal y se la entregó a la comisión de funcionarios. Estos agentes le dijeron a la víctima que desde el Cicpc procurarían un acuerdo con los sospechosos para que éstos le cancelaran el valor de las cinco novillas robadas.

Y para concretar dicho acuerdo, la víctima acudió al tribunal donde celebraban la audiencia de presentación de los dos capturados. Al concluir la audiencia, el juez le informó a la señora que los sospechosos fueron imputados por el delito de ultraje a funcionario y no por el robo de los semovientes.

Sigue leyendo

Noticias

Canadá Prohibió La Exportación De Medicamentos a EE UU.

Publicada

on

por

El gobierno canadiense anunció el sábado la prohibición de exportar varios medicamentos a Estados Unidos, incluidos los utilizados para el tratamiento del covid-19, si estas ventas provocan o agravan una escasez en Canadá.

Esta prohibición se produce poco antes de entrar en vigor, el lunes, una reforma impulsada por Donald Trump en Estados Unidos para permitir la importación de medicamentos con el fin de bajar los precios en su país.

Esto permitirá en particular a los farmacéuticos y mayoristas importar, a granel, ciertos medicamentos recetados destinados al mercado canadiense, explicó el Ministerio de Salud de Canadá en un comunicado de prensa.

Esa medida “recibió un apoyo significativo de parte de estados de Estados Unidos y cualquier adopción por parte de la industria exacerbaría el problema actual de escasez de medicamentos en Canadá”, dijo el comunicado.

“Nuestro sistema de salud es un símbolo de nuestra identidad nacional. Pretendemos protegerlo”, dijo Patty Hajdu, ministra de Salud de Canadá, al anunciar la adopción del decreto.

Canadá es un mercado pequeño que representa 2% de las ventas de medicamentos en el mundo, en comparación con el 44% de Estados Unidos.

Sin embargo, el país obtiene 68% de sus medicamentos en el extranjero, según el ministerio.

Desde 2017, casi la mitad (44%) de los medicamentos vendidos en Canadá han escaseado “al menos una vez”, señaló Health Canada.

La pandemia de covid-19 aumentó la demanda de algunos medicamentos, lo que dificulta aún más el mantenimiento del suministro según sea necesario.

La orden ejecutiva cubre todos los medicamentos que se pueden importar a granel en Estados Unidos; así como los que se usan en el tratamiento del virus, productos biológicos y sustancias controladas.

exportar

La prohibición se aplica a las empresas farmacéuticas, mayoristas y distribuidores autorizados para vender en Canadá.

Estas empresas también deberán proporcionar información al ministerio para que pueda evaluar el riesgo de escasez en Canadá.

Los medicamentos son más caros en Estados Unidos que en Canadá. Sin embargo, los precios en Canadá siguen siendo más altos que en la mayoría de los demás países industrializados.

El presidente electo, Joe Biden, prometió varias medidas para bajar el precio de los medicamentos en Estados Unidos.

En particular, tiene la intención de permitir a los administradores del programa de seguro médico público para mayores de 65 años (Medicare) negociar precios con los fabricantes o autorizar a los pacientes a solicitar medicamentos en el extranjero.

Sigue leyendo

Lo más leído